Las madres trabajadoras benefician a las hijas

Madre trabajadora con bebé en oficina
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

Las noticias que hablan de las dificultades de las mujeres para trabajar y cuidar a los hijos al mismo tiempo son muchas pero, de vez en cuando, también hay estudios que animan a las madres a optar por el trabajo fuera de casa. Así ocurre con esta investigación realizada en la Universidad de Harvard, que asegura que las hijas adultas de madres trabajadoras tienden a tener mejores trabajos.

Según el estudio, las hijas de madres que han sido trabajadoras fuera de casa tienen mejores carreras, salarios más altos y relaciones más iguales con sus compañeros varones que aquellas hijas que han crecido con sus madres en casa. Algo realmente interesante y que puede alentar a más madres que quieren trabajar fuera de casa a finalmente hacerlo.

La investigación se ha basado en datos de 24 países, encontrando que el efecto de las madres trabajadoras sobre sus hijas y sus posibilidades laborales es más fuerte en los países angloparlantes Reino Unido y Estados Unidos.

No abandonas a tus hijos

"Las madres no deben sentir que su trabajo significa abandonar a los niños", aseguran los autores de la investigación, que han estado dirigidos por Kathleen McGinn. "Las madres trabajadoras a menudo interiorizan los mensajes sociales de ruina para sus hijos", alertan, poniendo énfasis en que esto no tiene que ser así.

Investigación sobre madres trabajadoras

Para convencer de la verdad de esta afirmación, utilizan los resultados de este estudio que se ha basado en datos internacionales recogidos entre 2002 y 2012: las hijas de madres trabajadoras tenían un sueldo un 4% más alto que sus compañeras y ostentaban más cargos directivos comparados con aquellas mujeres que se habían criado con sus madres en casa.

"Estos hallazgos sugieren que, además de la transmisión de actitudes de género a través de las generaciones, el empleo de las madres enseña a sus hijas un conjunto de habilidades que le permiten una mayor participación en la fuerza laboral y en posiciones de liderazgo", aseguran los investigadores.

Sin embargo, al igual que se ha encontrado una relación clara entre las madres trabajadoras y sus hijas, ésta ha sido totalmente diferente en el caso de los hijos de madres trabajadoras, quienes, según el estudio, tienden a "pasar más tiempo al cuidado de miembros de la familia que los hijos adultos de madres que estaban en casa".

Como conclusión, los investigadores aseguran que las madres de todo el mundo "están entrando cada vez con más fuerza en el mundo del trabajo remunerado, pero el aumento paralelo de las contribuciones de los hombres al trabajo no remunerado en los hogares va a la zaga", algo que se produce porque estas responsabilidades han estado "arraigadas a las mujeres", lo que, según este trabajo, "limita sus opciones en la esfera pública".

Compartir tareas en el hogar

Esto vuelve a poner de relevancia que es esencial que todos los miembros de la familia compartan las tareas del hogar. A este respecto, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE) tiene un informe en el que evalúa cuáles son aquellos países en los que los hombres colaboran más en esta clase de asuntos.

Los hombres que mejor tienen aprendida la lección y por tanto, son más colaborativos en el hogar son los eslovenos, con una media de 114 minutos diarios destinados a esta labor. En el lado opuesto se encuentran los indios, con un promedio de 19 minutos. Dentro de la OCDE, los que menos son los turcos y los norcoreanos.

Por su parte, España ocupa la 16ª posición del ranking de los 29 países evaluados. Según el informe, los españoles suman una media de 76 minutos a las tareas del hogar, mientras que las españolas dedican 127 minutos al día en estos quehaceres.

Claves para conciliar

Vale, trabajar y tener hijos es bueno pero ni mucho menos difícil. La conciliación entre familia y trabajo es tan difícil para las madres como para los padres, que en la mayoría de las ocasiones se ven sin tiempo para disfrutar con sus hijos. Estas son las 7 claves para conciliar, que puedes leer más detenidamente en este enlace.

1.  Planificarse

2. Priorizar tareas

3.  Hacer antes lo importante que lo urgente

4.  Pedir ayudar, delegar

5.  Renunciar a la perfección

6.  Eliminar el sentimiento de culpa

7.  Ser felices

Ángela R. Bonachera

Te puede interesar:

- Claves para conciliar

- Trabajo a tiempo parcial para cuidar de los hijos

- Madres trabajadoras: encontrar el equilibrio

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.