Las amigas para las adolescentes: su fuerza e importancia

La importancia de las amigas para las adolescentes
Foto: ISTOCK Ampliar foto
correo

Durante la adolescencia, las amigas se convierten en el principal punto de referencia de nuestras hijas. El 99% de las adolescentes afirma que la sinceridad es una cualidad imprescindible de la amiga ideal. Las amigas se convierten entonces en confidentes, fuentes de información y apoyo en los malos momentos. De ahí, su fuerza e importancia.

Las adolescentes consideran la amistad un valor prioritario en su vida, por delante de la salud y los chicos. Para las teenagers de la casa, la vida empieza a convertirse en algo difícil de imaginar sin su grupo de amigas. Las adolescentes valoran muchísimo la amistad, concediendo una importancia crucial a su grupo, que cuenta como una media de diez chicas, según un estudio realizado por Procter & Gamble sobre la amistad entre las jóvenes españolas.

Las amigas "del alma" se conocen sobre todo en el colegio o instituto y declaran compartirlo prácticamente todo. De esta forma, se apoyan en los malos momentos, se confiesan los problemas, se aconsejan en temas de chicos o de ropa.

Es importante resaltar que la sinceridad es la cualidad que no puede faltar en la amiga ideal. Sinceridad, confianza y apoyo en los malos momentos son, por este orden, las cualidades que se esperan de la amiga con mayúsculas. Tienden a querer pasar con sus amigas, el mayor tiempo posible.

La amistad cobra fuerza entre las chicas adolescentes

Los amigos tienen mucho peso en la etapa adolescente y pueden contrapesar el influjo de los padres. Se trata de una etapa que marca el nacimiento de la verdadera amistad. Atrás van quedando las amistades de la infancia y, es entonces, cuando la pandilla de amigos se convierte en algo muy importante, ya que le ofrece seguridad a la par que le ayuda a independizarse un poco de sus padres.

Las amistades en la adolescencia se caracterizan por ser fervientes, exclusivas, apasionadas, reflejo de la personalidad inestable e inconstante de estos años. A medida que se van haciendo más mayores, la amistad se hace más estable, la relación es menos apasionada pero más serena y duradera.

El colegio e instituto es el lugar donde se fragua la amistad en la mayoría de los casos. Este porcentaje es mayor durante la primera adolescencia, porque a medida que van cumpliendo años, van incorporándose amigas de otras procedencias (universidad, vecindad...)

En la vida de estas adolescentes, la amistad es la prioridad más mencionada (56%), pero sigue estando por detrás de la familia (66%). Mucho más lejos quedan los estudios y el novio, quien empieza a cobrar un papel más relevante a partir de los 17 años. Sin embargo, a medida que se hacen más mayores, le otorgan más importancia a la salud y a la familia. El estudio revela que son fieles a sus amistades y que para ellas el cambio del colegio/instituto a la Universidad, no supone perder sus amistades sino encontrar nuevos amigos.

¿De qué hablan las adolescentes con sus amigas?

Contra lo que pudieran pensar sus padres, el principal tema de conversación entre amigas en España son los estudios, con un 55%. "Voy a suspender, pero no se pueden enterar mis padres". Sus temas favoritos de conversación son los estudios y los chicos, aunque también hablan de los problemas en casa (discusiones con los padres) o las anécdotas de amigos comunes. Sin embargo, a pesar de que hablan de todo tipo de cuestiones, sí que los problemas que más se reservan son los familiares y aspectos muy íntimos.

A partir de los 13 años se empieza a hablar con normalidad de la menstruación. El 44% de las encuestadas afirma que vivió con sus amigas algún aspecto de la primera regla y de éstas, el 63% acudió a ellas en ese momento. Las conversaciones sobre sexo son mayoritariamente en broma aunque en el 13% de los casos reconocen que les preocupan las enfermedades de transmisión sexual y hablan de ellas con sus amigas, a las que consideran la fuente más idónea para aprender los secretos de la sexualidad.

Es un dato curioso comprobar que la mayor parte de las encuestadas creen que los chicos y las chicas hablan de temas muy distintos y de forma diferente. Así, ellas consideran que las conversaciones de chicos giran entorno a cuestiones más superficiales (chicas, fútbol, coches, deporte...) Durante esta etapa, caracterizada por cambios e inseguridades, las amigas empiezan a convertirse en espejos unas de otras y los asuntos en los que afirman recibir más influencia de su grupo es, fundamentalmente, en la ropa y los chicos.

Cuestión de confianza para ellas y sus amigos

Confianza: lo más importante para las amigas adolescentes

Para las adolescentes españolas, la amistad es sobretodo una cuestión de confianza. "Ser sincera sobre lo que piensa de ti es ayudarte" afirma Marta de 14 años.
Por consiguiente, la falta de sinceridad es el motivo principal por el que la amistad puede llegar a romperse y perderse definitivamente. Otros factores que influyen en la ruptura pueden ser la critica a otras amigas, los cambios de personalidad por intereses, etc.

El adolescente se encuentra en una etapa en que no se conoce a sí mismo, no sabe lo que quiere, no controla las emociones y ante esta inseguridad personal se refugia en el grupo. Por otra parte, los sentimientos de inferioridad que a menudo la acompañan son un buen caldo de cultivo para dejarse manejar por el grupo.

Los chicos y las chicas difieren en la forma de vivir la amistad. Para ellas, es fundamental ser popular entre sus compañeras, tener fama y ser guay. La aceptación por el grupo es de vital importancia para el adolescente y sentirse rechazado supone una tremenda frustración en esta etapa de la vida.

Actividades que comparten las adolescentes con sus amigas

María ha descubierto en su pandilla una serie de afinidades que le han atraído y poseen puntos comunes con los que se siente a gusto. Dentro del grupo de personas elegidas por ella descubre, a espaldas de los adultos, sus propias vivencias. "Su pandilla representa el refugio formado por la gente que la comprende a tope", afirma la doctora en Psicología Pilar Martín Lobo en su libro Tu hija de 15 a 16 años.
Fundamentalmente dedican a las actividades lúdicas la mayor parte del tiempo que pasan con sus amigas. Cuando quedan con ellas, una de las actividades preferidas es bailar en las discotecas seguida de ir al cine.

Las intimidades que comparten las amigas adolescentes

Es muy frecuente el hecho de que acudan a sus amigas antes que a cualquier otra persona o familiar para contar sus intimidades. "Las amigas se ponen más en tu lugar porque estamos en la misma edad", afirma Raquel de 15 años. La amiga se convierte en la principal confesora en todos los grupos de edad, seguida de la madre o del novio, según los casos. Hasta los 16 años, el segundo puesto lo ocupa la madre, aunque a mucha distancia del papel prioritario que juega la amiga. Sin embargo, según va avanzando la edad, empieza a cobrar más importancia el novio, aunque siempre detrás de las amigas.

Lucía Jiménez

Más información en libro: Tu hija de 15 a 16 años. Autora Pilar Martín Lobo

Te puede interesar:

- Amistades en adolescentes: ¿cómo influyen en su desarrollo?

- 6 claves para caer bien y tener amigos

- La pandilla de amigos en la adolescencia

- La importancia de la amistad en la niñez

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.