El lenguaje secreto de los adolescentes en redes sociales

El código secreto de los adolescentes en redes sociales
ISTOCK

Internet y las redes sociales se han convertido en un refugio para muchos adolescentes. A través de estos medios, se comunican y expresan su verdadero ser. Es normal que, como padres, nos preocupemos por la actividad online de nuestros hijos y queramos conocer lo que publican, pero muchas veces los adolescentes usan códigos que no logramos comprender.

Los adolescentes quieren tener libertad y, hoy en día, esa libertad la consiguen muchas veces a través del lenguaje secreto de los adolescentes en redes sociales, que permiten a los jóvenes comunicarse casi sin barreras. Y, como todos, nuestros hijos temen perder esta libertad cuando se dan cuenta de que los padres quieren estar al tanto de lo que ocurre en sus perfiles en las redes sociales.

Por este motivo, los adolescentes han desarrollado varias técnicas y códigos para evitar a sus padres en las redes sociales. Es importante conocer este lenguaje para velar por la seguridad de nuestros hijos, pero, al mismo tiempo, respetar su libertad para poder mantener una relación de confianza con ellos.

Más de un perfil tienen los adolescentes en redes sociales

Una de las técnicas más utilizas por los adolescentes para evitar a los padres en redes sociales como Instagram es crear dos perfiles. Uno de ellos estará destinado al ámbito familiar, al contar con imágenes y otras publicaciones "aptas" para ser visualizadas por los padres. Estos perfiles suelen ser de índole privada. Esto quiere decir que solo los seguidores aceptados por los adolescentes pueden observar los contenidos del perfil.

El otro perfil está destinado a amigos y conocidos y suele ser público, ya que es una forma de conseguir seguidores, algo a lo que los adolescentes aspiran. Como los padres ignoran en muchos casos la existencia de otro perfil, los jóvenes sienten la libertad de hacer publicaciones sobre sus vidas amorosas, fiestas, etc.

En otras ocasiones, los adolescentes cuentan con un solo perfil en las redes sociales, pero lo configuran de tal forma que ciertas publicaciones, como los InstaStories no pueden ser vistos por los padres.

El mundo de los emoticonos: esenciales para los adolescentes

Los emoticonos forman parte esencial del lenguaje de los adolescentes. Más allá de sus significados obvios, como una sonrisa o una cara enojada, estos pueden ser utilizados a modo de códigos y revelar mucha información de la vida de los jóvenes.

Los emoticonos que se colocan en la biografía de Instagram, por ejemplo, pueden revelar la pertenencia a una pandilla o grupo de amigos, sus pseudónimos o incluso la personal en la que tienen un interés amoroso. Por ejemplo, si tu hijo tiene en su biografía un emoticono de un tigre o una tortuga, esto puede significar que pertenece a un grupo en el que todos sus miembros utilizan este emoticono para identificarse.

Esto puede resultar peligroso, pues es una información de fácil acceso. Además de nosotros como padres, otro tipo de personas pueden descifrar estos códigos y hacerse pasar por un miembro más de la pandilla para hacer daño a nuestros hijos. No es necesario caer en la paranoia en estos casos, pero sí hacer que los adolescentes sean conscientes de la información que comparten y a quién la comparten.

El anonimato en forma de perfiles falsos en redes sociales

Una de los grandes rasgos de Internet es el anonimato. Es muy sencillo crear perfiles falsos en las redes sociales y utilizarlos para hacer ciberbullying. También existen ciertas aplicaciones como ThisCrush, que hacen el anonimato posible.

Esta aplicación, originalmente diseñada para hacer declaraciones amorosas de forma anónima, es utilizada por muchos jóvenes para hacer bullying o criticar a personas, amigos o compañeros sin identificarse. Para utilizarla, los chicos comparten un vínculo de esta aplicación en su biografía de Instagram y hacen una pregunta a sus seguidores a través de las InstaStories. Cualquier persona que tenga acceso al vínculo puede contestar a las preguntas o hacer comentarios de forma anónima.

Seguridad en la red

No podemos limitar por completo la actividad de nuestros hijos en Internet o las redes sociales, ya que son herramientas que forman parte de nuestro día a día actual. Sin embargo, como padres, debemos conocer el lenguaje utilizado en estos medios por los adolescentes y velar por un uso correcto de estas plataformas. Para ello, es importante que logremos transmitir a los jóvenes el valor de la información que se comparte y el valor de las redes sociales en sí.

Primero, debemos predicar con el ejemplo y evitar el uso excesivo de nuestros móviles cuando compartamos tiempo con nuestros hijos. También, debemos motivarlos a realizar actividades sociales que se alejen de la interacción en redes sociales. Si nuestros hijos pasan mayor tiempo haciendo deporte, jugando al aire libre y haciendo amigos en persona, es más probable que no sienta tanta dependencia hacia las plataformas online.

Isabel López Vásquez
Asesoramiento: Panda Security

Te puede interesar:

Guía práctica de redes sociales para padres

- El control de los padres en las redes sociales

- Amigos virtuales: las nuevas relaciones personales

Seguidores y fans: el fenómeno 'sígueme'

Contador
Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.