Ver la televisión con adolescentes, una actividad muy recomendada

Ver la television junto a los adolescentes es una excelente idea.
ISTOCK

La televisión es una de las herramientas que rara vez faltan en un hogar, un instrumento que todos usan, desde los pequeños hasta los más mayores, sin olvidarse de los jóvenes. Al igual que otros elementos el televisor también juega un papel muy importante en el desarrollo de todo individuo ya que los contenidos que en ella se emiten juegan un papel muy importante en la adquisición de valores.

Por ello uno de los consejos más recomendados en los hogares es ver la televisión junto a los más pequeños para vivir estas experiencias, conocer si lo que les gusta es adecuado y, llegado el caso, poder explicarles algo que no entienden. Pero, ¿qué ocurre al llegar la adolescencia? Esta etapa marcada por una gran autonomía puede hacer que los hijos tomen la iniciativa a la hora de ver sus programas y series, sin embargo también es importante acompañarlos en estas situaciones.

Oportunidad de conocerlos

Tal y como indican desde el Child Mind Institute la adolescencia es sinónimo de distanciamiento entre padres e hijos. Los jóvenes ganan autonomía, sienten que no son como sus padres y empiezan a tomar decisiones sin su consulta. Al mismo tiempo esta etapa significa cambios y adquisición de las bases de su personalidad como adultos, por lo que no se pueden negar la influencia de agentes externos como en este caso la televisión.

La psicóloga clínica Catherine Steiner-Adair explica que el desafío reside en la ruptura generacional, en atreverse a descubrir qué motiva a los hijos adolescentes y por qué. Muchos programas y series son muy distintos a los que los padres vieron en esas edades, por lo que el primer paso debe ser sentarse y conocer cuál es el material que los jóvenes de hoy en día consumen.

El siguiente paso no debe ser la condena del contenido, sino preguntar por qué lo ven. Quizás se identifiquen con el protagonista o traten un problema que lo turba. Del mismo modo, de este diálogo se puede iniciar un debate sobre lo que se acabe de ver. En el ejemplo del hijo que se postula como idéntico a un personaje, es posible preguntar cómo hubiera reaccionado ante la misma situación.

"Los adolescentes son impresionables y creo que los padres necesitan saber lo que sus hijos están viendo", explica el psicólogo escolar Peter Faustino. Según este especialista, cuando un adolescente se enfrenta a una de estas situaciones puede captar el mensaje equivocado. Sin embargo, la presencia de los progenitores puede servir de guía en este sentido.

Normas para ver la televisión

El visionado de televisión es un asunto muy importante en el caso de todos los miembros de la familia por los motivos antes mencionados. Estos son algunos consejos para hacerlo de forma efectiva:

- Horarios de visionado. Ver televisión puede distraer a los hijos de otras actividades importantes, limitar el horario a ciertos tramos del día evitará problemas.

- Informarse sobre la oferta. No está de más saber cuáles son los programas más populares entre el público de distinta edad y en qué se basan.

- Vigilar también la publicidad. Todo contenido emitido en televisión es susceptible de influir en los hijos, incluso la publicidad que puede generar necesidades irreales o inculcar un canon de belleza erróneo.

- Tratar de compartir el visionado. Buscar un contenido que guste a todos y disfrutarlo en familia es una gran idea para compartir estos momentos, además de aprovechar los momentos posteriores para debatir.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Cómo enseñar a ver la televisión a los niños

- Más de un millón de niños ven la tele a partir de las 10 de la noche

Estos son los contenidos de televisión que prefieren los niños

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.