Pasar tiempo en el suelo: beneficios para los bebés

Bebé en el suelo
Foto: ISTOCK Ampliar foto
correo

Aunque el contacto físico es muy importante para un recién nacido y sus papás, no es el único aspecto físico que promueve un desarrollo pleno en los bebés. El tiempo de suelo, o tummy-time, también es una práctica de gran importancia para nuestro recién nacido.

El tummy-time consiste en colocar a nuestro bebé con su tripita en el suelo mientras está despierto y le supervisamos. Esta práctica ayuda a que nuestro bebé desarrolle la movilidad de cabeza y cuello, y a que los músculos de los hombros se fortalezcan. También ayuda a promover al desarrollo óptimo de habilidades motoras. Fortalecer estos músculos será un gran avance con vistas a gatear y a expandir el mundo en el que viven nuestros hijos.

Cada vez es más común escuchar de casos de bebés que nunca gatean y pasan directamente a andar. Esta peculiaridad se inició alrededor de 1994 cuando las organizaciones de salud infantil a nivel mundial empezaron una campaña para que los niños durmieran con la espalda pegada al colchón.

Beneficios del tummy time para bebés

Esta campaña fue muy exitosa al reducir en un 50% el número de casos a nivel mundial de muerte por Síndrome de Muerte Súbita del Infante (SIDS), no obstante redujo el tiempo que los bebes pasan boca abajo. Esta reducción de tummy time dio pie a múltiples estudios que señalan que los bebés empezaban a alcanzar sus metas de desarrollo motor más tarde o directamente se las saltaban.

1. Gateo. Gatear ayuda a los niños a tener el torso y extremidades más fuertes. Pediatras como Felice Sklamberg de la Escuela de medicina de la Universidad de Nueva York reportan que los niños que no gatean no son tan fuertes y tienen mayor dificultad para escalar, levantarse del suelo por si solos y realizar actividades como salir solos de la piscina. Gatear beneficia no solo a la fuerza muscular sino que también ayuda a la coordinación bilateral.

2. Coordinación. Utilizar los brazos y piernas en movimientos recíprocos beneficia al bebe ayudándole a potenciar un uso coordinado de su cuerpo tanto en presente como a futuro. Por otra parte, gatear proporciona una interacción mayor del bebe con el mundo que tiene a su alrededor. Le permite movilizarse, explorar diferentes tactos y objetos así como desarrollar habilidades visio-espaciales y de percepción de profundidad de manera más rápida. Un bebe que gatea tiene la capacidad de explorar el mundo y crear nuevo conocimientos propios originados en su propia capacidad de dirigirse a dónde quiere ir y que le llama la atención.

3. Primeros pasos. Si bien los bebés al empezar a caminar también tendrán esta misma capacidad, los niños suelen aprender a gatear a los 6 meses y a andar alrededor de los 12 meses. Esto ofrece una ventaja de 6 meses de exploración y un mundo más amplio, que en estas edades de desarrollo es una gran ventaja y mucho tiempo.

Una vez que se observaron todos los beneficios del tummy time y el efecto que tenía dormir sobre la espalda en metas de desarrollo motor como el gatear, las mismas organizaciones que aconsejan fuertemente que los niños duerman de espaldas, iniciaron una campaña en para aconsejar que los bebés jueguen boca abajo.

No obstante, un estudio publicado antes de la recomendación de que los bebés duerman de espaldas encontró que los bebés que duermen boca abajo tenían el doble de probabilidades de gatear que aquellos bebés que dormían boca arriba. Esto se debía al tiempo que basaban boca abajo. Está claro que se debe impulsar a los bebés a dormir boca arriba, pero se debe también compensar teniendo a los bebés más tiempo durante el juego boca abajo.

Consejos para practicar el tummy time con tu bebé

Recién nacido en el suelo

1.  Los bebés pueden empezar tummy time desde una edad muy temprana. Se aconseja esperar a que el cordón umbilical se haya despegado por completo para evitar que se desgarre o incomode.

2.  Se realiza dentro de la rutina diaria del bebé realizando una sesión de tummy time al menos una vez al día.

3.  Cada sesión puede durar entre 15 segundos y 15 minutos. Dependerá de como se está tomando el bebé este tiempo. Algunos bebés muestran resistencia al principio a estar boca abajo ya que no tienen un buen control y les cuesta levantar sus cabecitas. Pero poco a poco y con práctica mejorarán y les será más agradable estar boca abajo.

4.  Cuando se empieza la sesión de tummy time, el bebé debe estar comido, limpio y descansado. Es mejor esperar hasta una hora después de haber comido para evitar reflujos.

5.  Averigua que puede hacer que tú bebe disfrute más de este tiempo. Tummy time se practica encima de una mantita de suelo para evitar que el suelo este frio o sucio, hay bebés que disfrutan más de estar boca abajo cuando se les hace mimitos en la espalda, cuando se les canta o se pone música de fondo, etc.

6.  Aprovecha este tiempo para interactuar con tu bebé haciendo caras graciosas, hablándole y ofreciéndole juguetes de colores vivos y/o que generen ruidos al moverlos. Colocar un espejo para que se observen es altamente recomendado.

7.   Es muy posible que el bebé haga ruiditos o lloriquee un poco. Esto no significa que no lo está disfrutando sino que es producto de su esfuerzo. Si este llanto suave escala a un llanto mayor, entonces es hora de terminar la sesión.

8.  Para los bebés de 3-4 meses se aconsejan 20 minutos de tummy time al día.

Más sobre el tummy time

- Un estudio publicado en la Revista Europea de Psicología del Desarrollo en 2014, encontró una fuerte correlación significativa entre la capacidad de exploración propia y la memoria espacial. Aquellos bebés capaces de explorar en su temprana infancia tenían mejores puntuaciones en test de memoria espacial a cumplir los 4 y 6 años de edad.

- El Febrero 2014 se publicó un artículo en el que se encuentra una correlación entre la edad en que los niños empiezan a andar y la edad en la que se desarrollan lingüísticamente. A pesar de que no haya una correlación entre la edad que se gatea y la edad en la que se anda, uno de los motivos por los que se produce esto es por un incremento en curiosidad y necesidad de preguntar que son los objetos y la interacción que tienen los padres antes los ojos curiosos de su hijo que empieza a tener mayor contacto con objetos de manera voluntaria.

- Dedicar tiempo al tummy time es importante, pero también es importante que se haga bien. Que no se prolongue a periodos de llanto intenso, que siempre sean vigilados y que se haga de ellos un momento de aprendizaje activo.

Mayte Balda. Psicóloga especialista en Neurociencias cognitivas

Te puede interesar:

- Cosas normales de los recién nacidos por las que no debes preocuparte

- Ejercicios de estimulación visual para el bebé

- Estimulación para bebés en la cuna

- Ejercicios para estimular el oído de tu bebé

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.