Los nacidos en familias unidas presentan mejor salud en su primer año de vida

La presencia de ambos padres asegura una mejor salud a los hijos.
ISTOCK

Muchos son los elementos que influyen en la salud de los niños. Las bajas temperaturas, su alimentación, el ritmo de descanso. Todos estos factores se tienen en cuenta por parte de los padres a la hora de asegurar el buen estado de sus hijos. Ahora, un reciente estudio liderado por Marlon R. Tracey, de la Universidad de Edwardsville, ha encontrado otro factor que influye en el bienestar de los más pequeños.

De acuerdo con los datos obtenidos tras seguir a los niños nacidos entre 1998 y 2000, y el tipo de familia al que pertenecen, se encontró que aquellos hijos de parejas que se mantenían juntos tenían mejor salud en su primer año de vida. Un trabajo en donde se demuestra que existe un vínculo entre el tipo de hogar y el bienestar de los más pequeños de la casa.

La importancia de la familia

Tras analizar todos estos casos, los investigadores alcanzaron la conclusión de que El desarrollo de que los niños en hogares monoparentales eran más vulnerables. Por el contrario, en aquellas familias donde ambas figuras paternas permanecían juntas e invertían tiempo en sus hijos, estos presentaban una mejor salud.

¿A qué se pueden achacar estos resultados? Una posible explicación es que las al haber dos figuras paternas en el desarrollo del niño, se permite un mayor tiempo para el cuidado y la supervisión, y para la recopilación de información sobre la salud infantil. Es decir, hay más posibilidades de detectar un posible problema en los más pequeños y activar la ayuda necesaria.

De esta forma no solo se muestran indicios de que el tipo de familia puede influir en el desarrollo de los niños, sino que se anima a los padres a involucrarse en la crianza de sus hijos con mayor frecuencia para mejorar la salud de la primera infancia.

Menos accidentes

Este estudio se relaciona con otros trabajos que indican los beneficios que tiene un hogar conformado por ambos padres en lugar de una familia monoparental. Otro ejemplo es "Dime con quién vives y te diré cómo es tu hogar. Radiografía de las viviendas de las familias españolas", en donde se demuestra que los hogares donde sólo está presente una de las figuras paternas.

De entre todos los análisis que compusieron este estudio la conclusión fue que aquellas casas donde solo estaba presente un progenitor y sus hijos había más accidentes domésticos. Principalmente esto se debía a la falta de vigilancia, es decir, mientras que en los núcleos familiares con padre y madre la presencia de dos adultos hace más fácil detectar situaciones riesgosas, en aquellos hogares donde solo había uno era más complicado vigilar.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Primeros auxilios en bebés

- Estimulación para bebés en la cuna

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.