9 claves para mejorar el sueño del bebé

Cómo mejorar el sueño del bebé
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

Es lógico que, aunque nuestro hijo sea muy pequeño, queramos acostumbrarle a mantenerse tranquilo durante las horas de descanso. Resulta agotador pasar las noches en vela, por ello, llega un momento en el que se hace inevitable poner fin a sus constantes reclamos nocturnos.

Si bien durante los primeros días es normal que se sienta intranquilo, esta situación irá mejorando poco a poco, siempre que sigamos unos sencillos consejos.

9 consejos para mejorar el sueño del bebé

1.   Acostumbrar al bebé a una rutina. No existe una hora más adecuada que otra para bañar al recién nacido, pero, si se hace antes de la última toma se convertirá en un hábito para el pequeño. Además esta práctica alarga el sueño del recién nacido.

2.   Es aconsejable ir acortando la duración de sus siestas matutinas, aunque el organismo del bebé le exige dormir a lo largo del día, resulta para que de este modo tengan sueño por la noche.

3.   Respetar los horarios del bebé,  siempre que sea posible. Cualquier cambio brusco en su rutina podría alterar su ritmo y por lo tanto, su sueño nocturno.

4.   Preceder la hora del sueño de momentos de calma y relajación. De este modo se irá acostumbrando poco a poco, a identificar cada momento del día: el descanso y los periodos de actividad.

5.   Las cenas deben ser más bien ligeras, pues la comida abundante dificulta la digestión y provoca alteraciones del sueño. No es de extrañar que un bebé no consiga dormir por el simple hecho de haber comido más de la cuenta.

6.   Hay que evitar pasear y acunar al recién nacido a la hora de dormirle. Si se despertase por la noche sería incapaz de coger el sueño de nuevo sin este tipo de ayuda.

7.   Es conveniente poner un poco de música clásica en tono muy bajo, en su habitación, para tranquilizar al recién nacido en el momento de meterle en la cama.

8.   Conviene ir anunciándole con antelación aquellas situaciones que preceden al momento de acostarle: el baño, la cena, el cuento, la nana... Aunque el bebé aun no tenga noción de tiempo, de este modo, irá asumiendo con facilidad cada situación.

9.   Acostumbrar al bebé a que se adapte a estar solo y despierto, sin llorar en su cuna. Para evitar los berrinches del recién nacido, lo mejor es enseñarle desde el primer día a estar tranquilo cuando se despierta. Para ello, se le puede comprar algún peluche o móvil que le permita distraerse en los momentos de insomnio. De este modo, no despertará a nadie y se volverá a dormir él solo, cuando le entre sueño.

Teresa Pereda

También te puede interesar:

El sueño del bebé

Los bebés no deben dormir con luz

Tabla de sueño infantil

Problemas de insomnio en los niños

La importancia del sueño infantil

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.