Cómo elegir canguro o 'babysitter' para tu bebé

Elegir canguro o babysitter para tu bebé
THINKSTOCK

Elegir adecuadamente a la persona que se va a encargar de cuidar a vuestro hijo no es fácil, ya que debe reunir ciertos requisitos, y el más importante es que tenga una buena relación con el bebé. Elegir canguro o babysitter para tu bebé debe ser un asunto prioritario en el que los padres deben involucrarse para determinar los requisitos mínimos que deber reunir la canguro o babysitter que se hará cargo de vuestro pequeño.

Pautas para elegir a la canguro o 'babysitter' ideal

-   Entrevista personal. Para empezar, debéis reuniros con cada candidata a canguro y hacer una entrevista personal. De esta manera, las conoceréis y podréis guiaros un poco más a la hora de tomar una decisión.
-   Empieza con tiempo. Cuanto antes empecéis con las entrevistas mejor, ya que tendréis más tiempo y más opciones; y así la elección final no se realizará con prisas y a última hora, sino que conllevará cierto tiempo y esfuerzo.
-   Recomendaciones. Si alguna de las candidatas es recomendada por alguien conocido, mejor, es una manera de sentir seguridad.
-   Ten en cuenta su edad. Es recomendable que no sea menor de edad, sobre todo si se trata de cuidar a un bebé. Sería demasiado joven para tal compromiso.
-   Si ha estudiado o estudia algo relacionado con la educación infantil tendrá más preparación, algo importante en el conocimiento del cuidado del niño.
-   Que tenga iniciativa es bueno, sobre todo ante posibles situaciones o problemas que puedan surgir.
-   La experiencia y la referencia de la cuidadora son dos puntos que pueden ser favorables a la hora de elegir. Es importante no fiarse sólo de las apariencias.
-   La puntualidad y la responsabilidad deben ser dos requisitos fundamentales.
-   La paciencia, la vocación, la actitud y la madurez, son síntomas importantes. Una buena cuidadora siempre ha de tener en cuenta los intereses y necesidades del niño.
-   Debe tener conocimientos básicos sobre las distintas etapas de desarrollo del niño y por supuesto, saber técnicas básicas sobre la alimentación, vestuario, cambio de pañales, juegos adaptados (según la edad del pequeño), etc.
-   Debe ser cariñosa, fiable, responsable y educada. de
-   Una educadora para tu hijo. Es fundamental que le habléis de las pautas que seguís en la educación de vuestro hijo: normas, límites, castigos, premios... La coordinación con la cuidadora debe ser continua y lineal.
-   Cooperación y coordinación son la clave de una buena relación con la persona elegida.
-   Período de adaptación. Es fundamental para que vuestro pequeño se vaya acostumbrando a la persona que le va a cuidar.

Cómo saber si algo va mal con la canguro o 'babysitter'

Es probable que los primeros días, tu bebé llore ante la separación y la llegada de una persona nueva a su vida. En estos casos es bueno esperar un tiempo, porque el niño necesita adaptarse, al igual que cuando va a la guardería o al colegio, siempre hay unos días (en los peores casos uno o dos meses) en los que el niño sufre un sentimiento de "abandono" por parte de los padres, ya que no entienden porqué papá y mamá le dejan en un sitio con otras personas.

Si pasa un tiempo y notáis que el niño llora mucho, se esconde o se agarra fuertemente a vosotros como asustado, debéis hablar con la canguro o babysitter.

Por esta razón, debéis tener una comunicación constante con ella y llegar a un punto en el que ella sienta un clima de confianza, por supuesto con límites, para que sepa que es respetada y trate siempre bien a vuestro hijo.

La relación con la canguro o 'babysitter'

-   Deja claro qué debe hacer con vuestro hijo, explicándole horarios, comidas, baños, etc. y siempre aclarando dónde está cada cosa que necesite.
-   Cuanto más le ayudéis, mejor será vuestra relación, que tendrá como consecuencia inmediata, el mejor trato posible de dicha persona hacia el niño.
-   Es fundamental hablar de todo antes de iniciar el proceso. Estar de acuerdo con todos los aspectos de trabajo, es clave para que no haya después motivos o malentendidos acerca de lo propuesto tanto por vuestra parte como por la suya.

Consejos para saber si la elección de la canguro o 'babysitter' es acertada

-   Un pequeño truco es hacer una "visita sorpresa", eso si, no lo hagáis siempre, sólo si es necesario. Con una o dos veces basta, al principio, para comprobar que todo va bien.
-   Debéis tener confianza y no pensar en cómo estará vuestro hijo en todo momento. No os agobiéis y llaméis cada segundo, si está mal lo notaréis y si las entrevistas fueron bien hechas y la elección final fue la adecuada, no tenéis de qué preocuparos.
-   En la entrevista, podéis ponerle un ejemplo para ver cómo reaccionaría ante una situación o problema que pueda surgir. Es una manera de ver si cumple muchos de los requisitos para que sea una buena profesional.

Si la canguro o babysitter no es experta en educación, podéis ofrecerle vuestra ayuda. Es bueno que, aparte de cariño, seguridad, afecto y cuidado, el niño reciba estímulos. A través de cuentos, colores, juegos y más actividades, la cuidadora conseguirá crear un vínculo mayor con el niño y si ayudáis a que esto ocurra, os lo agradecerá. También podéis facilitarle un horario, en caso de que pase mucho tiempo con ella, así estará más segura los primeros días y podrá coger el ritmo más rápido.

Natalia Hurtado. Profesora del colegio Santa María La Blanca

También te puede interesar:

- Compartir niñera, nueva fórmula de ahorro para familias

10 consejos para elegir guardería o escuela infantil

10 consejos para elegir colegio bilingüe

Elegir colegio para los niños

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.