Primeros pasos, los zapatos ideales para los niños

Primeros pasos, el calzado ideal para el bebé
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

Los pies constituyen una parte importante de nuestro organismo. Soportan el peso de todo el cuerpo. Cuando empiezan a dar sus primeros pasos, el calzado ideal para los niños es el que mezcla sujeción y flexibilidad. Es importante cuidar los pies de los niños durante el primer año de vida vigilando y corrigiendo sus movimientos y sus posturas para detectar posibles anomalías y elegiendo un calzado adecuado y un número adaptado al tamaño de su píe.

Características de los primeros pasos del bebé

Cuando el niño comienza a andar hace lo que puede por mantenerse de pie. Su única finalidad es mantener el equilibrio y no caerse. La posición de las piernas y de los pies es diferente en cada niño, lo que hace que algunos anden en marcada rotación interna de los pies (puntas hacia adentro) y otros por el contrario, en rotación externa. En ocasiones, las piernas pueden curvarse formando un paréntesis.

Hasta los 2 años de edad estas anomalías no requieren ningún tratamiento ya que la normalidad se va consiguiendo paulatinamente, la marcha se regulariza, los pies apoyan con seguridad y las piernas se enderezan.

Lo mejor es que el niño aprenda a andar por si solo sin que le forcemos o le "pongamos" a andar. Se le puede sujetar por detrás en el momento que se ponga en pie, agarrándose en lo que encuentre. Los andadores no son recomendables, retrasan la deambulación espontánea y son un peligro de accidentes.

¿Qué zapato elijo para mi bebé?

Durante la etapa de los primeros pasos, el calzado ideal para los niños debe escogerse con buen criterio. El tipo de calzado es vital para el correcto desarrollo del pie.

1. El bebé puede llevar un calzado blando que no le impida mover los pies a su voluntad durante la etapa del gateo. Los clásicos "patucos" de algodón o hilo y los calcetines con adhesivos de goma en la suela resultan ideales cuando el bebé empieza a gatear.
2. Al iniciar la marcha conviene que el calzado tenga una suela ancha, algo resistente y que domine el talón. El niño se sentirá más seguro, mejorará su psicomotricidad y caminará antes.
3. Cuando el niño ya puede andar con soltura, son aconsejables zapatos flexibles pero que sujeten el pie, en especial el talón. Los zapatos deportivos son muy adecuados por reunir estas condiciones. También lo son en caso de necesitar plantillas. Las botas duras de piel, que se usaban tradicionalmente en estos casos, pueden ser sustituidas por este tipo de calzado.

Los primeros zapatos de tu bebé

-  Los patucos, los calcetines y la ropa ajustable no debe quedar demasiado apretados en los pies. El bebé debe tener suficiente espacio. Tampoco es conveniente poner ropa demasiado pesada en la cuna,puesto que limitan los movimientos de los pies.
-  A partir de los seis meses, el bebé empieza a tener movilidad propia y hay que evitar pequeños "vicios". Por eso, no debemos poner calzado fuerte al niño antes de que comience a dar sus primeros pasos. Vigila también la posición y la forma de ambas piernas. Han de ser simétricas.
-  Protege los pies de tu bebé cuando comience a gatear con leotardos y calcetines.
-  Los primeros zapatos de tu bebé tienen que ser cómodos y del número adecuado para que comience a andar con seguridad. No le compres un número mayor para que le "dure". Además, no es nada recomendable pasarse los zapatos de unos niños a otros, porque el zapato se amolda a la configuración de cada pie.

Numeración del calzado de 0 a 3 años

-    0-3 MESES---------------N°16
-    4-6 MESES---------------N°17
-    6-8 MESES---------------N°18 
-    8-10 MESES--------------N°19 
-   10-12 MESES------------N°20 
-   18-24 MESES-------------N°21 
-   24-36 MESES-------------N°22 
-   Más DE 3 AÑOS----------N°22

Los beneficios de andar descalzo para los niños

Para fortalecer y formar la planta y los músculos de los pies, un ejercicio muy recomendable es que tu bebé comience a caminar descalzo sobre la arena o el césped. En verano, los que pueden ir a la playa, pueden aprovechar para andarr y correr descalzos por la arena seca y por la húmeda, que es más dura, de la orilla. Ambos ejercicios son muy recomendables para los niños.

Teresa Pereda  
Asesor: Dr. Joseph Mª Casasa, cirujano pediatra

También te puede interesar:

Aprender a andar, los primeros pasos del bebé

Zapatos de bebé, cinco modelos divertidos para aprender a andar

El gateo del bebé

Los primeros pasos del bebé

Anomalías en los pies

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.