Padre primerizo, ¿cómo se prepara un hombre para la llegada de su hijo?

El permiso de paternidad no se ampliará a 5 semanas.
ISTOCK - Archivo

La llegada de un hijo es una de las mejores noticias que puede darse en un hogar. No es para menos, la vida de las personas cambia con la llegada de un nuevo miembro. Una alteración que se nota especialmente la primera vez que una pareja se entera que van a ser padres. Por ello es norma que aparezcan muchas dudas que a priori parece no tener respuesta.

Dudas a las que no escapan los hombres, figura que con el paso del tiempo se ha ido integrando más en el cuidado de los hijos. ¿Cómo puede prepararse un futuro padre ante la llegada de un bebé? Desde la Fundación Nemours se ofrece una serie consejos para que los primerizos puedan encontrar una respuesta a las posibles dudas que surgen en los padres primerizos.

Todo puede aprenderse

Nadie nace sabiendo cómo cuidar de un bebé, ni la madre ni el padre, por eso existen las clases de preparación para parto. Si un hombre presenta dudas sobre si será un buen padre, lo mejor es acudir a estos cursillos para poder ir conociendo las distintas destrezas que se precisa para poder cuidar de los hijos. Desde cambiar pañales, sostener al niños, alimentarlo y hacerle eructar, acostarlo, instalar sillas de seguridad para el coche y poner la casa a prueba de todo riesgo

En estas clases también se conocerá a otros hombres que atraviesa la misma experiencia de enfrentarse a la paternidad por primera vez y experimentan los sentimientos similares, lo que le puede ser de gran ayuda al poder compartir esta situación. Una forma de perder la vergüenza y preguntar toda duda que pase por la cabeza del padre, sólo hay que preguntarlas.

Además es importante saber que el hombre no va a estar solo. La misma pareja, los abuelos y otros parientes podrán ofrecer ayuda durante la preparación a la paternidad e incluso. La Fundación Nemours recomienda tomarse la paternidad como un proceso más en la vida, que aunque cueste adaptarse, merece la pena disfrutar. Al igual que en cualquier otro proceso, tan solo hay que aprender y poco a poco convertirse en el padre que se merece todo hijo.

Las necesidades económicas

Otro de los problemas que pueden hacer que los hombres duden sobre si serán buenos padres es el aspecto económico. Traer un hijo al mundo supone una gran inversión y varios gastos. ¿Podrá afrontar el hogar este reto? La respuesta es sí, tan solo hay que sentarse y planificar los costes que en la actualidad tiene la familia y cómo reinvertirlos en lo que precisa el bebé.

De hecho durante los 9 meses que dura el embarazo se puede abrir una cuenta bancaria a la que se vaya destinando cantidades periódicas de dinero con el fin de sufragar los gastos para el momento del nacimiento, así como los que se tendrán que afrontar una vez que ya esté en el hogar. Dicho fondo también se puede mantener incluso durante la etapa escolar.

En definitiva la Fundación Nemours propone el diálogo como solución a toda duda que se plantee de cara a la futura paternidad. Los hombres no deben tener miedo de compartir aquello que les perturba con su pareja, parientes, amigos o profesores de las clases de preparación al parto. Cualquier pregunta es mejor hacerla y responderla durante el embarazo que una vez llegue el niño a este mundo.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Consejos para evitar la sobreprotección infantil

- La baja autoestima infantil y el refuerzo positivo

- No, tu hijo no es tu "mini-yo"

Contador
Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.