El postparto como época para el crecimiento personal

El postparto signifca una nueva etapa que cambia la vida de las personas.
ISTOCK

La maternidad cambia la vida de las mujeres. No solo porque llega un miembro más a casa y crecen los gastos, el interior de las madres también se altera y de hecho esta etapa puede traducirse en un crecimiento personal. Un momento para mejorar a nivel interno y que desde Unicef señalan como muy importante tanto para la mamá como para su hijo.

El crecimiento personal también pasa por las etapas en las personas se sienten más vulnerables. En este sentido, el periodo postparto se ajusta a estas situaciones ya que las mujeres sienten que no serán capaces de afrontar el reto de la maternidad. Pero todo lo contrario, las mujeres deben sentirse capaces de superar la crianza de sus hijos y tomar nota para saber que tienen la capacidad de sobreponerse a cualquier dificultad y al igual que en el desarrollo de los niños, con la ayuda del resto.

Significado del periodo postparto

Esta publicación de Unicef define el postparto como la etapa de transición en donde la madre y su hijo pasan de una estrecha relación que hay durante el embarazo a un período de mayor autonomía para ambos. Muchos son los cambios importantes que se dan, desde la fisiología de la mujer, hasta la continuidad de muchas actividades semejantes a la que tenía antes del embarazo.

Este período es esencial para el desarrollo de los hijos ya que comienzan a ganar autonomía, pero también para la madre. Si bien se recuperan muchas de las costumbres que el embarazo no permitía pero también se crece a nivel personal a través aprendizaje de las funciones parentales y para establecer un nuevo vínculo afectivo con los recién nacidos.

Además, el periodo postparto también supone el inicio de una nueva etapa junto a la pareja. Ambos miembros del matrimonio deben compaginarse en el cuidado del hijo, se conoce una nueva faceta en la otra persona. En el caso de que hayan otros niños en casa, los padres deben asumir un nuevo rol: el de gestionar conflictos entre hermanos, algo que ampliará todavía más algunas habilidades sociales como la empatía.

Nadie es perfecto

Si bien la etapa postparto se traduce en crecimiento personal, también hay que saber que nadie es perfecto. Estas son algunas consideraciones que deben tener en cuenta los padres:

- No se puede saber cómo se siente un recién nacido, no hablan. Hay que conocer a los niños y las señales para tratar de reconocer sus necesidades.

- Hay situaciones que no se pueden prevenir. Un catarro, una gastroenteritis, etc. Son problemas de salud comunes que en ocasiones se convierten en inevitables.

- Cada bebé tiene su ritmo de aprendizaje. Las comparaciones son odiosas, quizás el hijo de un amigo ya sepa andar o domine cualquier otra habilidad. No hay que poner en común la situación de nadie.

Damián Montero

Te puede interesar:

- La tristeza posparto

- Tomar la placenta no protege de la depresión postparto

- Efectos de la depresión materna en el bebé

- La doula disminuye el riesgo de depresión posparto

Contador
Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.