Sillas de coche de segunda mano, una opción tan peligrosa como barata

Lo barato puede salir caro en lo que a seguridad se refiere,
ISTOCK

¿A qué padre no le gusta viajar junto a su hijo? Disfrutar de estos trayectos junto a los más pequeños asegura momentos inolvidables. Pero para poder hacer participar a los niños en estas actividades hay que recordar nociones básicas de seguridad. Entre todos estos aspectos hay que destacar el uso de la silla en la que todos los menores deben ir sujetos hasta alcanzar determinada altura.

La compra de una de estas sillas es algo muy importante para los padres y por ello deben tenerse en cuenta algunas nociones. Para prevenir posibles problemas, desde la Alianza Española por la Seguridad Vial Infantil, AESVI, se proponen una serie de puntos que todo padre debe tener en cuenta a la hora de llevarse a casa estos artículos. Unas advertencias entre las que se incluye la de no comprar nada de segunda mano.

Productos desgastados

Lo barato, sale caro. Esta afirmación no es gratuita, y en el caso de las sillas de seguridad para niños puede que incluso el precio a pagar sea tan alto como el de la vida de un hijo. Por eso no hay que mirar el coste de lo que se esté comprando ya que cualquier inversión quedará compensada con la integridad de los hijos. Por eso se desaconseja de manera tajante la adquisición de productos de segunda mano.

El paso del tiempo desgasta cualquier artículo después de su uso. Las sillas para el coche no son una excepción y por ello comprar una de segunda mano a través de mercadillos o portales de internet, así como aceptar otras ya usadas por hijos de familiares, o amigos, puede hacer que los sistemas de sujeción ya no funcionan igual que cuando eran nuevas.

AESVI también recomienda no utilizar las mismas sillas entre hermanos, en especial cuando hay varios años de diferencia entre un nacimiento y otro. Lo mejor es acudir a un centro especializado y pedir asesoramiento sobre los distintos modelos, y sobre aquellas que más se han adaptado a la normativa más actual de su mercado. Por supuesto, nunca hay que aceptar un producto sin homologar.

Otros consejos de seguridad

Al igual que AESVI recomienda no adquirir productos de segunda mano ni reutilizarlos pasados unos años, también ofrece otras pautas para poder contar con toda la calidad en las sillas de seguridad:

- Colocar la silla de seguridad en las plazas traseras del coche y siempre bajar al menor por la puerta más cercana a la acera.

- Llevar al niño en sentido contrario a la marcha el mayor tiempo posible, ajustando siempre la sillita al asiento y evitando que exista holgura que cause que el artículo vuelque.

- Evitar productos sueltos, en caso de frenada o accidente, podrían golpear al niño, que aunque sujeto, sufra estas consecuencias. Las compras y maletas siempre en el maletero.

- Cumplir siempre la normativa de seguridad vial y nunca exceder el límite de velocidad y seguir siempre la trazada evitando sobresaltos.

Damián Montero

Te puede interesar:

Viaja con sistemas de retención infantil

Tipos de sillas de coche para niños

- Normas para llevar a los niños en el coche

- Cómo abrochar la silla de retención infantil

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.