Campamentos de verano en el extranjero: 8 ventajas únicas

Campamentos de verano de inmersión lingüística
ISTOCK

Convivir con los clásicos de otras culturas, desarrollar la capacidad intelectual, fomentar las relaciones sociales y aprender a ser autónomo, son algunas de las principales ventajas para los niños de los campamentos de verano en el extranjero, una oportunidad de inmersión lingüística.

Y es que la mejor manera de aprender un idioma en el su lugar de origen, y nada mejor que aprovechar el verano para escaparse al extranjero para vivir en un campamento con otros niños o jóvenes de la misma edad. Los campamentos de verano en el extranjero son una excelente opción para afianzar los conocimientos del idioma y practicar el habla y la escucha.

Christian Samuelsson, director de la consultora de Educación y Deporte Ertheo, afirma que "darle la oportunidad a tus hijos de participar en un campamento de verano en el extranjero es una opción muy recomendable. Contar con una vivencia personal de esa naturaleza supone un valor añadido a la hora de afrontar nuevos proyectos en su futuro".

8 ventajas únicas de los campamentos de verano en el extranjero

1. Aprenden el idioma mientras se divierten: Los niños aprenden más inglés mientras se divierten y estos campamentos permiten aumentar su nivel. Cuentan con otras actividades que los convierten en divertidas experiencias, por lo que aumentan sus conocimientos lingüísticos casi sin darse cuenta.

2. Supone una inmersión lingüística completa: Estudiar una lengua en el país de origen es la manera más efectiva de aprender. Los alumnos están inmersos en el idioma las 24 horas del día favoreciendo así una rápida asimilación.

3. Favorece el intercambio cultural y fomenta el respeto: Permiten conocer las culturas de distintos países y mirar la suya con una perspectiva diferente. Esto ayuda al niño a entender y respetar otras costumbres culturales y gastronómicas y estilos de vida.

4. Establece relaciones internacionales: Los alumnos tendrán la oportunidad de hacer amigos de diferentes nacionalidades con los que poder practicar el idioma una vez que termine el campamento. Además, supone una red global de contactos de cara al futuro.

5. Ganan autonomía e independencia: Para algunos jóvenes el hecho de salir de España puede suponer una dificultad. Empezar por un campamento de verano les hace dar el paso a una edad temprana y los niños ganan en autonomía, independencia y madurez.

6. Desarrollan capacidades cognitivas: El aprendizaje de idiomas es la base para desarrollar otras facultades como la inteligencia, las habilidades de comunicación, la creatividad, la flexibilidad mental y las capacidades sociales.

7. Enriquecen su futuro: Cada vez son más las empresas que valoran que los candidatos hayan estudiado en el extranjero y tengan un buen nivel de inglés.

8. Ofrecen una experiencia inolvidable: Pocas experiencias son comparables a las vividas en un campamento. Estos programas en el extranjero resultan una oportunidad única para aprender idiomas, conocer nuevos lugares y personas y, en definitiva, desarrollarse como personas.

Los países de habla anglosajona como Inglaterra o Estados Unidos son algunos de los destinos más demandados. "La combinación de inmersión lingüística con actividades deportivas y excursiones culturales es perfecta para que los jóvenes disfruten de sus vacaciones y se diviertan mientras perfeccionan el idioma", apunta Samuelsson.

Marisol Nuevo Espín

Te puede interesar:

- Campamentos de verano: una oferta sin límites

- Campamentos de verano: beneficios para los niños

- Campamentos, un verano diferente en inglés

- Haz amigos y aprende inglés en los campamentos de verano

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.