Colegios diferentes para tiempos distintos

Las propuestas de los mejores colegios despuntan
ISTOCK

Es innegable. Esta generación de padres meditamos todo lo concerniente a nuestros hijos mucho más que nuestros antecesores. Rumiamos su dieta, si comen o no alimentos con gluten. Reflexionamos sobre sus actividades extraescolares, si dejamos que se contenten con jugar al fútbol o les apuntamos a robótica para que vayan inclinándose hacia una carrera en ingeniería.

Es comprensible, por tanto, que la elección del centro en el que se van a formar nuestros hijos se desarrolle como una investigación exhaustiva en la que poco nos falta para pasar el algodón por las mesas del aula. Y sí, puede que les pidamos mucho a los colegios: que sean bilingües o trilingües, que presenten una gran oferta de actividades complementarias, que les formen a base de una serie de valores similares a los que reciben en casa... Por suerte, los centros educativos son conscientes de nuestras necesidades parentales y se adelantan a nuestras expectativas.

Más allá de las fracciones

En centros como Arenales, buscan aportar a cada alumno aquello que más necesite, personalizar la educación es el nuevo reto. El valor añadido de un colegio es precisamente que se haga lo posible por tratar a cada uno de modo individual, en la medida en que se pueda. Por eso son destacables, en su propuesta como centro, iniciativas como su Plan de Igualdad y su Código de Buenas Prácticas. El primer documento se lleva a cabo en toda la red de colegios y está orientado a fomentar la igualdad a través del reconocimiento de esta y la superación de estereotipos y prejuicios.

Mozart en un pupitre

El pasado septiembre arrancó el segundo año del proyecto pedagógico musical de los colegios Juan Pablo II, destinado a mejorar las capacidades de los alumnos en todos los ámbitos de la persona: la faceta artística, pero "también la psíquica, la intelectiva y la espiritual, ayudando a nuestros alumnos a acercarse a la Verdad mediante la belleza", explica José María Carrera, Director del Centro de Estudios Musicales Juan Pablo II.

Este proyecto introduce a los alumnos en el estudio de la música en tres niveles complementarios en función de la situación y características de cada centro y de la decisión de cada familia, todo ello sin necesidad de salir del colegio y dentro del horario lectivo. Esta novedosa oferta les convierte en pioneros a la hora de apostar abiertamente por la educación artística y musical de calidad dentro del panorama educativo español.

Ecológico por fuera, tecnológico por dentro

Son muchos los que se fijan en el colegio Montfort como centro educativo de titularidad privada, libre y autónomo, con un encanto especial al encontrarse ubicado en plena naturaleza y con un compromiso de gestión medioambiental.

Hallamos así un equilibrio entre lo que nuestros hijos pueden aprender, no solo dentro del aula, sino también fuera de ella. En su fuero interno se fragua una innovación de implemento de las TICs de forma que alumnos y profesores se benefician de unos recursos que no siempre se reducen a los libro de texto. "Las posibilidades pueden ser infinitas, pero hay que aprender a utilizarlas bien, de manera ética, racional y con valores", aseguran desde el centro.

Es más, el colegio Montfort ha destacado este último curso por la implantación de un nuevo proyecto tecnológico con una dotación de Tablets de última generación, las cuales se han repartido en sus Aulas Interactivas de Aprendizaje Colaborativo. Se trata de una nueva experiencia educativa online en la que distintos equipos de alumnos, dirigidos por sus profesores, descubren una forma innovadora de aprender las distintas asignaturas a través de herramientas virtuales que les permiten trabajar en equipo y adquirir competencias digitales.

Be the best you can be

"Es importante para nosotros que nuestros alumnos sean competitivos a la hora de solicitar plaza en la universidad y para serlo hoy en día tienen que demostrar que poseen las cualidades exigidas por las empresas y universidades extranjeras: liderazgo y trabajo en equipo, emprendimiento, negociación y hablar en público", afirma Gillian Flaxman, directora del British Council School. Por eso este centro se esfuerza porque sus alumnos participen en diferentes actividades supra-curriculares donde desarrollan estas competencias.

Fundado en 1940, a día de hoy sigue siendo el único colegio del British Council en España, un centro privado y mixto cuya misión consiste en ofrecer un modelo de educación británico y bicultural de calidad especialmente diseñado para que los estudiantes desarrollen al máximo todo su potencial (de ahí el lema del colegio: Be the best you can be). Ser parte de esta organización internacional y dependiente del Gobierno Británico les convierte en una entidad seria, estable, comprometida y que apuesta por la excelencia. Tradicionalmente, la totalidad de sus alumnos accede con éxito a las mejores universidades, tanto de España como del Reino Unido, EE.UU. y otros países, al estar altamente capacitados para razonar, expresarse, estudiar y trabajar en varios idiomas.

A lo Hogwarts

Porque si a algo nos suena la competición de las Cuatro Casas del colegio Alegra es a la misma que se celebra cada año en el colegio de magia y hechicería al que acude el famoso mago Harry Potter, en los libros de J.K Rowling. Al finalizar el curso se hace balance para ver quién se lleva la Copa de la Casa y en este centro, sustituyen los resultados de la clase de pociones por los de deportes, además de los que demuestran sus alumnos con respecto a la solidaridad y al buen comportamiento.

Divide y vencerás

Centros como San Pablo CEU, aplican y fomentan en cada uno de sus campus planes de estudio diversos, aunque siempre partan de un plan educativo base, pero, en cualquier caso, todos orientados a que los estudiantes sepan orientar su futuro en lo que a una enseñanza superior se refiere.

Vanguardia 2.0

El colegio San Juan Evangelista, cuyo proyecto educativo se inició en 2011, aspira a la excelencia educativa, entendida no sólo como excelencia académica, sino también como personal. Sus principios educativos se basan en la educación personalizada y la metodología Grundstein, que ahonda sus raíces en el estudio de los verdaderos fundamentos de la educación: la experiencia, el valor del trabajo bien hecho, la voluntad de hacer el bien y el sentido común.

Ana Cemborain y Laura Revuelta

Te puede interesar:

- 10 consejos para elegir colegio bilingüe

- Ven a la Semana de la Educación: encuentra el colegio que buscas

- Cómo acertar con el colegio

- Elegir colegio para los niños

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.