6 consejos para hacer responsables a los niños

Cómo hacer hijos responsables
ISTOCK

Educar en la responsabilidad a los niños implica dejarles tomar decisiones, pero es fundamental que sean adecuadas a su edad y grado de madurez emocional. Conviene empezar por dejarle elegir entre dos cosas, lo más sencillo, para más adelante acompañar en otras decisiones más complejas. La responsabilidad se educa teniendo en cuenta que debemos ser conscientes de las consecuencias de las decisiones que tomamos y los niños deben prepararse para ello.

Es evidente que existen algunas decisiones que los niños no deben adoptar nunca basándose en su edad, grado de madurez o experiencia. Una cosa es fomentar su responsabilidad y, otra muy diferente, dejar caer sobre sus hombros el peso de algunas determinaciones excesivamente delicadas.

Los niños, con cinco o seis años, no pueden ni deben tomar resoluciones sobre lo que comerá ese día, si irá o no al parque o, si podrá ver la televisión durante horas. Hay cosas, que hasta que sea más mayorcito, sólo podremos acodar nosotros, su padres.

Consejos para educar en la responsabilidad a los niños

1. Marca límites. Para que nuestro hijo pueda darse cuenta, antes de tomar una decisión, de que las consecuencias pueden ser inaceptables debemos hacerle vivir dentro de unos límites. Si sabe que no puede ver la tele más de media hora e, intenta, hacerse el remolón debe saber, además, que nos enfadaremos con él. En base a ello, el niño podrá decidir cuál será su actitud y los efectos que se derivarán de ella.

2. Deja que cometa sus propios errores. Es normal que los niños cometan errores. Precisamente por ello, es fundamental que sus padres les expliquen el porqué de dichos errores, así como las eventuales alternativas disponibles con el fin de no volver a caer en ellos.

3. Expón claramente el comportamiento que resulta molesto. Si dejó sus juguetes desparramados le diremos que no debe volver a hacerlo sin caer en las generalidades. Nada de "todo lo haces mal" o "eres un desastre". Con un simple, "debes responsabilizarte de tus cosas" será suficiente.

4. Ofrécele todas las oportunidades que necesite. Para fomentar la responsabilidad de nuestro hijo debemos ofrecerle todas las oportunidades que sean posibles. A base de practicar, una y otra vez, el niño irá perfeccionando, poco a poco, su capacidad de decisión.

5. Evita hacer sus cosas por mucho que resulte más fácil, cómodo y rápido. Más vale emplear el tiempo durante unos días en enseñarle a vestirse solo, por ejemplo, que perder el tiempo vistiéndolo durante cuatro años, por nuestra falta de paciencia para que el niño aprenda a ponerse su ropa.

6. Utiliza los encargos en el hogar, adecuados a su edad y madurez, para educarles en la responsabilidad. Llevar los cubiertos o el pan, recoger papeles del suelo, etc., le ayudarán a adquirir este hábito; si nos los cumple, también será educativo que compruebe las consecuencias: ¿con qué vamos a comer hoy, cariño?

Y por último, una técnica muy sencilla, pero muy eficaz para fomentar la responsabilidad en los niños pequeños es invitarles a contribuir para resolver las dificultades. Si le preguntamos a menudo, qué es lo que haría él para resolver este o aquel problema le estaremos dando la oportunidad perfecta para entrenarse en la capacidad de tomar decisiones.

Marisol Nuevo Espín

Te puede interesar:

- Aprender a tomar decisiones: ¿quién decide qué?

- Grandes en responsabilidad, pequeños en estatura

El dilema de tomar decisiones, ¿y tú qué harías?

- Su personalidad influye ¡y mucho! en la toma de decisiones

- Cómo tomar las 6 decisiones más importantes de tu vida

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.