Educar en habilidades sociales: clave para tener éxito

Habilidades sociales para los niños
Foto: ISTOCK Ampliar foto

En el desarrollo de los niños, las habilidades sociales juegan un papel importante. Carecer de ellas puede ser causa de problemas sociales tanto en la niñez como en la edad adulta. Poner en práctica conductas habilidosas para crecer en habilidades sociales ayudará a tus hijos a no tener problemas para relacionarse con los demás.

Como padres y madres deseamos que nuestros hijos sepan adaptarse a las circunstancias que les tocan vivir, tanto en la escuela, donde además de interesarnos por los resultados académicos también ponemos énfasis a como se relaciona con los compañeros, si es aceptado, si participa en clase y en los juegos, etc. como fuera del entorno educativo, donde les enseñamos a ser educados, respetuosos con los demás, amables, etc

¿Cuántas veces ha venido nuestro hijo diciendo que su compañero de clase le ha pegado? o ¿qué no le ha dejado jugar? o ¿qué le ha quitado el juguete? Es más, ¿cuántas veces ha sido acusado tu hijo de todos estos comportamientos? Si estos comportamientos son repetitivos, es que algo está fallando en la sociabilización de los niños. Por suerte, como padres podemos enseñarle las habilidades necesarias para que sepa actuar de la mejor manera posible. Estas habilidades son las conocidas como habilidades sociales.

¿Qué son las habilidades sociales?

Por habilidades sociales entendemos el conjunto de conductas como expresar sentimientos, actitudes, deseos, opiniones emitidas por una persona dentro de un contexto interpersonal de un modo adecuado a la situación, respetando esas conductas en los demás y que generalmente ayuda a resolver las dificultades de la situación a la que hacemos frente. Todo este repertorio de conductas hace que las personas se desenvuelvan de forma eficaz en el ámbito social.

En la etapa infantil, el desarrollo de las habilidades sociales es de vital importancia puesto que ayuda a los niños y niñas a adaptarse adecuadamente a su entorno, relacionándose de forma eficaz con sus compañeros y amigos, aprendiendo a expresar sus emociones, sus pensamientos y sus opiniones y respetando las de los demás, además de proporcionarles las herramientas necesarias para poder desenvolverse en un futuro como adultos.

¿Cuáles son los peligros de carecer de habilidades sociales?

Si no se desarrollan adecuadamente las habilidades sociales en las primeras etapas del desarrollo, los niños y niñas pueden terminar convirtiéndose en adultos con problemas a la hora de relacionarse con los demás. Algunas dificultades que pueden encontrarse son;

-  Dificultades en la escuela. El malestar que genera no tener buena relación en el colegio, con los compañeros, puede influir en su rendimiento académico.

-  Rechazo de sus compañeros. Al no saber relacionarse correctamente puede generar que los demás no quieran estar con él, lo que repercutirá en una baja autoestima en el pequeño.

-  Problemas para expresarse. Si no desarrollan adecuadamente las conductas habilidosas en el ámbito social tendrán dificultades a la hora de expresar lo que quieren y lo que no, lo que piensan o sienten.

-  Problemas de relación. Pueden convertirse en niños extremadamente tímidos, introvertidos y con grandes dificultades para entablar amistades.

¿Cómo podemos potenciar estas habilidades en los niños?

A lo largo de la infancia y la adolescencia se van formando las competencias necesarias para desenvolverse en el entorno social, como padres y madres podemos ayudar a los más pequeños a potenciar conductas habilidosas que les permitan en un futuro relacionarse de forma saludable. Algunas pautas que podemos seguir para educar en habilidades sociales son las siguientes:

1.   Crea momentos. Implica a tu hijo en diferentes situaciones sociales y anímalo a participar, de esta forma irá perdiendo el miedo a enfrentarse a situaciones nuevas y aprendiendo a manejarse él solo.

2.   Fomenta su autoestima. Ayudarles a tener una imagen positiva de sí mismos repercutirá en sus relaciones y en la forma en que se enfrentan a situaciones complicadas respetándose a sí mismo y a los demás.

3.   Enséñales. Desde que son pequeños podemos enseñarles conductas como saludar a alguien, dar nuestras opiniones, demostrar afecto, decir no... " Se su ejemplo. Los niños aprenden de lo que ven, escúchales y habla con ellos, de esta forma fomentas su empatía, que vean en ti un ejemplo de respeto y tolerancia hacia ellos y los demás.

Rocío Navarro. Psicóloga. Directora de Psicolari, psicología integral

Te puede interesar:

- Claves para educar en habilidades sociales

Cómo enseñar inteligencia emocional a los niños

El desarrollo emocional de los niños

La influencia de las emociones en la conducta de los niños

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.