Cómo favorecer que los hijos sean independientes el día de mañana

Hijos independientes
Foto: ISTOCK Ampliar foto
correo

La formación y educación de nuestros hijos es una constante desde el momento de su nacimiento. Los padres nos responsabilizamos no solo de su cuidado, sino de su aprendizaje tanto a nivel intelectual como social y afectivo. Es por esto que parte de nuestro trabajo consista en ofrecerles herramientas que les sirvan para su vida como adultos, entre ellas, la gestión de la independencia.

Cuándo y cómo dar a alas a los hijos

Esta independencia debe entenderse desde una perspectiva personal, es decir, el modo en el que desde su nacimiento entienden el mundo y se relacionan con él, no solo ante la habilidad de hacer cosas por sí mismos. Esta manera de ver el mundo está directamente influenciada por el entorno en el que se desarrollan y los adultos que tienen como ejemplo (principalmente sus padres, pero también profesores o abuelos).

Los padres son los encargados de transmitirles formas de comportamiento, maneras de ver la vida, toma de decisiones e incluso algunos gustos, que poco a poco irán conformando la personalidad y autonomía del pequeño, y que está relacionada con los deseos y preferencias que ellos mismos tienen desde su llegada al mundo, por este motivo es importante que practiquen la independencia desde su primer año de vida.

Aprender a ser independientes

A medida que van creciendo, los niños aprenden a ser independientes a través de sus propias decisiones y acciones. Son capaces de aprender a cambiar su comportamiento a medida que se enfrentan con situaciones negativas con el fin de disfrutar de sus propios éxitos.

Y en esta actividad radica la importancia de que los padres no controlen absolutamente todo lo que hacen los niños, con el fin de que aprendan que todo tiene consecuencias tanto para ellos como para su entorno. Por ejemplo, es importante hacerles ver que no se juega hasta que no tengan los deberes terminados porque los padres no van a hacerlos por ellos antes de ir al colegio.

Cómo favorecer que los hijos sean independientes

Previa YoutubeCargando el vídeo....

Los padres son los encargados de transmitirles disciplina y autocontrol en base a los valores familiares, ya que es la única manera de que los niños aprendan qué es la independencia y cómo han de aplicarla el día de mañana.

1. Estableciendo límites. Los niños se hacen independientes en la medida que aprenden a controlar sus cuerpos, mentes y emociones y sus tutores deben inculcarles estas normas de una manera cariñosa, pero marcando límites y explicándoles qué se espera de ellos y cómo han de aplicar el autocontrol.

La educación es la única manera de que los jóvenes comprendan que existen límites, y que cada persona tiene unos derechos y unas obligaciones que tienen unas consecuencias. Si somos capaces de enseñarles a usar estas herramientas, nuestros hijos estarán listos para superar cualquier obstáculo, alcanzar sus deseos y disfrutar de la vida tanto en comunidad como individualmente.

2. Aceptación de las normas. Estas relaciones les ofrecen un modelo de conducta y la facilidad de aprender a hacer las cosas por sí mismos. Se trata entonces de modificar su comportamiento para que se ajuste a unas normas que ellos mismos consideren apropiadas, de ahí su independencia y la capacidad de mostrarse tal cual son a través de sus actos.

De ahí la responsabilidad de los padres de fomentar la relación de sus hijos con el entorno con el fin de que se conozcan a sí mismos y la persona en la que se quieren convertir. Además, es importante crear un clima de aceptación en el que se sientan seguros y no juzgados, sino comprendidos y asesorados. Prestar atención a las actividades que realizan, observando si son positivas o negativas, ayudará a que ellos mismos adopten una actitud responsable.

3. Toma de decisiones. Desde la infancia han de ser capaces de tomar sus propias decisiones y modificarlas en función de sus necesidades. Si vemos que estos actos no le van a suponer un problema o un perjuicio, será el momento de darles la capacidad de que tomen sus propias decisiones, creando de esta manera su propio camino. Los jóvenes así serán capaces de adquirir su independencia para independizarse y prepararse para la vida adulta.

Deanna Marie Mason, experta en educación y salud familiar. Autora del blog Dr. Deanna Marie Mason. Un enfoque educativo sobre la adaptación

Te puede interesar:

- Jóvenes que se independizan tarde

- La autonomía de los niños, sus secretos y objetivos

- Cómo tomar las 6 decisiones más importantes de tu vida

- Los adolescentes y la responsabilidad

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies