Dejar a los hijos elegir qué libro leen mejora sus habilidades de lectura

Niña lee
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

Si en cualquier época del año es bueno incentivar a los niños a que lean, más todavía durante el verano, cuando tienen tanto tiempo libre. Si estás pensando ya en qué libros leerá tu pequeño, te damos una pista: deja que tu hijo elija qué libro quiere leer durante las vacaciones, pues esto reforzará sus habilidades de lectura.

Así lo sugiere un estudio, que además dice que esto evita que los niños retrocedan en las habilidades de lectura, según han destacado desde la asociación científica Scientific American, que se han hecho eco de la interesante investigación.

La lectura durante las vacaciones

Según este trabajo, los niños que pueden elegir qué libros se llevarán a casa para el verano leen mejor cuando comienza el curso siguiente que aquellos que leen libros que no han podido elegir, según destacan los autores del estudio, investigadores de la Universidad de Rochester, en Nueva York

"Estamos empezando a comprender que leer es una determinante clave de salud", ha asegurado la autora principal de la investigación, la doctora Erin Kelly, quien asegura que si los alumnos pueden optar entre una variedad de títulos apropiados para su nivel, lo mejor es la libre lectura, pues los niños "encontrarán algo que les interesa en lugar de una tarea asignada".

Investigación sobre la lectura durante el verano

Para llegar a estas conclusiones, se organizó una feria de libros con 18 alumnos de segundo de Primaria de la ciudad norteamericana de Rochester, que pudieron escoger 13 libros para el verano. Mientras tanto, se eligió a otros 20 estudiantes a los que se les impusieron qué debían leer en las vacaciones.

Las evaluaciones de lectura que se llevaron a cabo antes y después de las vacaciones de verano mostraron que los niños que habían podido elegir qué libros querían leer habían mejorado su lectura más que el otro grupo (llamado grupo de control).

Al observar estos resultados, un año después se repitió el experimento con más alumnos (desde preescolar a segundo de Primaria), y las conclusiones fueron las mismas: el nivel de lectura mejoró sustancialmente.

Por lo tanto, si hay que sacar una conclusión de esto es que es bueno incentivar que los niños lean, pero nunca obligarles a que opten por el libro que nosotros queramos. Existen multitud de títulos diferentes adaptados a edades y niveles de lectura, por lo que si los pequeños pueden elegir cuál les gusta más, será mucho mejor: más placentero para ellos y con mejores resultados de cara al curso siguiente.

Ángela R. Bonachera

Te puede interesar

- 10 libros para que los niños se enamoren de la lectura

- Consejos para adquirir gusto y hábito por la lectura

- Leer en verano: beneficios para toda la familia

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.