Ideas para la adaptación a un colegio nuevo

Ideas para adaptarse a un nuevo colegio
Foto: ISTOCK Ampliar foto

No cabe duda que cambiar a un colegio nuevo siempre será una experiencia que va ayudar a nuestro hijo en su proceso madurativo. Sin embargo, la adaptación a un colegio nuevo puede ser la primera dificultad grande con la que se encuentre el niño en la vida. No obstante, hay que aprovecharla para que también cuente como una de sus primeras oportunidades para crecer, vencerse y superarse.

La adaptación a un colegio nuevo será más fácil o más difícil dependiendo del carácter del niño y de sus circunstancias personal. Por eso, para que los padres puedan ayudar de manera eficaz a su hijo a adaptarse a un colegio nuevo es importante conocer muy bien a nuestro hijo y saber sobre qué puntos fuertes nos podemos apoyar, qué tipo de carácter tiene, cómo se enfrenta a las dificultades y qué ayudas reales le podemos ofrecer.

En el proceso de adaptación a un colegio nuevo es muy positivo que el niño/a se sienta partícipe de los acontecimientos, pero también es normal que se pueda sentir mal y para ello, hay que estar preparados. Es recomendable hablar mucho con él/ella, darle la oportunidad de expresar sus opiniones, ilusiones y temores; y además debemos acompañarlos y alentarlos en todo momento, transmitiéndole nuestra tranquilidad. De esta forma, una situación algo difícil puede llegar a convertirse en una situación muy positiva y constructiva para su personalidad y carácter.

Ideas para facilitar la adaptación a un colegio nuevo

Previa YoutubeCargando el vídeo....

1.  Si el colegio tiene uniforme, que lo lleve completo aunque no perfecto para no parecer un "repollín".

2.  Que cuente con todo el material de trabajo, libros, cuadernos, lápices, etc.

3.  Que conozca el horario y que procure llegar puntual esos primeros días.

4.  Que haya tenido una pequeña conversación con el tutor o profesor encargado de curso.

5.  Que se ponga a jugar en los descansos a lo que juegue la mayoría de su clase.

6.  Que procure "pasar" de posibles bromas de algunos alumnos, típicas de los primeros días.

7.  Que conozca el funcionamiento del centro cuanto antes.

8.  Apúntale a alguna actividad extraescolar. La velocidad de integración de este modo se multiplica.

9.  Adviértele que no chulee sobre nada. Los chulos en el colegio lo pasan mal y más los alumnos nuevos.

10. Conoce a los padres de la clase, bien en reuniones del centro, en cumpleaños o la salida del colegio.

Consejos para el primer año en un nuevo colegio

Previa YoutubeCargando el vídeo....

1.  En el primer trimestre, bajada en sus notas. Es algo normal que se puede deber a: el cambio de metodología, falta de trabajo o atención en clase, incluso una llamada de atención del niño, que todavía no ha encajado bien el cambio y está enfadado con sus padres.

2.  Situación complicada. Darle la razón si lo ve como una situación que no es fácil, pero explicarle que todos en la vida debemos pasar por momentos que nos enfrentan a nosotros mismos y debemos luchar contra las dificultades.

3.  Apertura de relaciones sociales. En el momento que consideremos, invitar a casa a los primeros amigos que tenga. Acudir a cumpleaños si le invitan y al niño le apetece. No obligarle nunca.

4.  Establecer una "estrategia" con el hijo. "Vamos a hacer un plan: primero conocemos la zona, luego los nuevos compañeros y los profes. ¡Ya verás, que suerte tienes y como va a ser de chulo el colegio nuevo!".

5.  Aportaciones como familia al colegio. Conviene estar atentos para participar de las actividades del centro, colaborar con el tutor, organizar cenas con los padres de clase, etc.

6.  Contacto regular con el colegioNo olvides que debemos tener un contacto continuo -incluso diario, si fuera necesario- con el colegio, sobre todo las primeras semanas. Si es posible que nos faciliten el mail del profesor o del encargado de etapa.

7.   Tratar a nuestro hijo como corresponde a su edad. No sustituirle en situaciones que debe afrontar el sólo. Concederle autonomía, que tome decisiones, que resuelva sus problemas. Por ejemplo, no debemos imponerle los amigos: "Hazte amigo de este niño que conozco mucho a su mamá y seguro que lo pasáis bien juntos". Posiblemente, solo consigamos el rechazo de nuestro hijo hacia aquel chico que, por otra parte, sí podría haber sido su amigo si no hubiera estado presionado por nosotros.

8. Estar atentos a posibles cambios de actitud. Si lo vemos triste preguntarle el porqué, sin darle excesiva importancia, pero que se sienta atendido; y si baja en las notas, buscar una ayuda extra.

María Lucea
Asesor: M.F. Romero. Profesor.

Te puede interesar:

- El periodo de adaptación al colegio

- 10 consejos para preparar la vuelta al cole

- 5 consejos para adaptarnos a la vuelta al cole

- La adaptación de los padres al colegio
Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies