Más de un millón de niños ven la tele a partir de las 10 de la noche

correo
Más protección para los menores en prime time
Foto: ISTOCK Ampliar foto

Hoy en día la televisión es un elemento que no falta en ningún hogar. Los salones se construyen en torno a este aparato y en muchos domicilios existe más de una televisión. Los niños encuentran en los televisores un ameno pasatiempo en el que ver sus programas favoritos. No hay por qué preocuparse siempre y cuando el contenido que vea el menor sea apropiado a su edad y en el horario adecuado.

Sin embargo, en muchas ocasiones, los menores son audiencia de determinados contenidos clasificados para adultos o los contenidos que desean ver se retrasan hasta pasadas las 10 de la noche. Este asunto ha hecho que la Asociación de Usuarios de la Comunicación, AUC, a pedir una reflexión a los padres sobre si sus hijos hacen uso correcto de la televisión. Al mismo tiempo este organismo pide que se aumente la protección de los menores en el prime time, así como una racionalización de estos horarios.

Los contenidos de la televisión a partir de las 10 de la noche

AUC señala que, en base a los datos de su estudio de audiencias, hay más de un millón de menores que se quedan a ver el televisor a partir de las 10 de noche. Esta franja horaria se aparta de los tramos protegidos, por lo que los niños quedan expuestos a contenidos de adultos y que desde luego no están aconsejados para ellos. De este modo los más pequeños de la casa se convierten en la audiencia de programas con un gran volumen de insultos o de películas violentas recomendadas en la mayoría de ocasiones para mayores de 18 años.

Piden una mayor protección para los menores en prime time

En este sentido esta asociación pide a los padres una pequeña reflexión al respecto: ¿deberían permitir que sus hijos se quedasen despiertos para ver contenidos que no son recomendados para ellos? Es decir, AUC recomienda que se recapacite sobre el uso del televisor que se hace en casa, en especial cuando hay menores y sobre los hábitos de estos frente a los contenidos de los programas de televisión.

Racionalización de los horarios televisivos

Otra de las demandas que realiza AUC respecto al prime time es el horario que tienen algunos contenidos que sí están catalogados para los menores pero cuya emisión se pospone hasta pasadas las 10 de la noche. Esta asociación nombra los contenidos que más éxito tuvieron entre los menores durante 2015: Frozen, The Karate Kid o Máster Chef Junior. Tanto las películas mencionadas como el programa fueron emitidos en horarios de prime time, una franja que cada vez se retrasa más en la parrilla.

El hecho de que cada vez el prime time se posponga más allá de las 10 de la noche es un punto preocupante ya que esto contribuye a que el menor se quede frente a la televisión en un horario que ni siquiera es recomendable para los adultos. No solo AUC apuesta por la racionalización de esta franja, la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles, ARHOE, también reivindica a las cadenas de televisión un adelanto en el prime time.

Esta Asociación pide que los contenidos de mayor audiencia en las cadenas, que normalmente suelen ser emitidos en prime time, adelanten su finalización a las 23:00. Con esta petición ARHOE expresa su deseo de poder mejorar el descanso sin renunciar al momento de ocio que ofrece la televisión, ya que en ocasiones el ver cómo finaliza una película o el capítulo de una serie hace que los menores se vayan a la cama a deshoras.

Consejos para un consumo responsable de televisión

Ante estos hechos, se pueden seguir una serie de pautas que contribuyan a un consumo responsable de televisión en casa. De este modo se podrá contribuir a que pese el horario que deciden las cadenas no sea el adecuado, se puedan poner límites y se enseñe a los menores a realizar un uso correcto de este aparato:

1.  Uso colectivo de la televisión. Es recomendable que los contenidos se vean en familia y se limite el uso individual del televisor. De este modo se controlará tanto el contenido que ven los menores como el tiempo que se le dedica.

2.  Limitar el número de televisores en casa. En ocasiones los menores cuentan con un televisor en su habitación, lo cual impide que se pueda saber qué se ve y si se ve una vez que el niño ya está en la cama. Lo recomendable es que en casa haya un solo aparato ubicado en el salón.

3.  No usar la televisión como "canguro". La televisión es un aparato de entretenimiento, esto quiere decir que no suple a una persona a la hora de cuidar a un niño. Hay que procurar no convertir este aparato en un miembro más de la familia, ni usarla durante las comidas.

4. Informarse sobre los contenidos. En muchas ocasiones se puede pensar que un contenido que el niño es bueno para él simplemente porque aparecen dibujos animados. Sin embargo, siempre es bueno informarse sobre lo que ofrece la parrilla para saber si estos productos son recomendables.

5.  Evitar la exposición "indirecta". Si no se está viendo la televisión, lo recomendable es apagarla. De este modo se evita el mal hábito de siempre tener el televisor encendido con tal de que "haga ruido".

Damián Montero

Te puede interesar:

- La televisión aumenta la hipertensión en niños

- La televisión y los niños: usos y abusos

- Cómo enseñar a ver la televisión a los niños

- Televisión y las comidas: una mala compañía

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.