Repetir curso, ventajas e inconvenientes

 

Repetir curso, ventajas e inconvenientes

Repetir curso
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

Dependiendo de cada estudiante, repetir curso puede ser adecuado o resultar contraproducente. A la hora de tomar esta decisión es importante analizar la personalidad del niño y las causas de la recomendación de repetir curso. En función del origen de los suspensos, serán muy diferentes las soluciones adecuadas en cada caso.

Decidir si un hijo debe o no repetir curso es difícil y es una decisión cargada de emociones por ambas partes, por lo que debemos recoger informaciones de diversos puntos: el tutor y el pedagogo del colegio, un centro independiente especializado en el que se le haga un estudio pormenorizado, la opinión personal del niño y la nuestra propia.

Cosas que hacer antes de repetir curso

1.  Concretar en qué nivel académico se encuentra el chico. Esto se logra fácilmente pidiendo al gabinete psicopedagógico del colegio que le pase unas pruebas de nivel para determinar en cuál se encuentra. Será un buen índice para valorar si podrá afrontar el siguiente nivel o es aconsejable afianzar el mismo y repetir curso.

2.  Acudir a un centro especializado para medir su nivel de inteligencia, si existen problemas de aprendizaje (dislexias, disfasia...), su relación e integración con el entorno (si tiene problemas con los compañeros o amigos, por ejemplo), sus sentimientos y opiniones respecto a su familia (si se siente querido o rechazado...), etc. Con esta prueba podréis decidir si le hace falta una ayuda especializada, si es conveniente cambiarle de colegio o si hay que modificar ciertos comportamientos en la familia.

3.   Recabar a través de su profesor la evolución de niño en los últimos meses. Si vemos que tiene un progreso positivo, aunque no llegue a lograrlo en septiembre, quizá debamos darle ese empujón y pasarlo de curso. Puede estar empezando a madurar y si repite podríamos tirar por tierra todo el estímulo adquirido mediante el esfuerzo del curso anterior. Pero si comprobamos que se ha estancando o incluso que ha ido a peor, posiblemente deba repetir curso.

4.   Escuchar la opinión del estudiante sobre qué ha ocurrido, ver si es consciente de lo que supone repetir, vislumbrar cómo puede marcarle afectivamente para que no se hunda su autoestima, etc. Tomemos la decisión que tomemos, es importante que el adolescente comprenda la situación a la que se enfrenta y las pautas que seguiremos para superarla con éxito.

Consejos para los padres de niños que van a repetir curso

-  Debéis involucraros hasta el fondo en la decisión final sobre si debe repetir o no. Vosotros sois los que mejor le conocen.
-   Evitad asumir este hecho como un fracaso personal vuestro. Lo importante es el niño, su formación integral como persona, con visión de futuro.
-  Valorad la decisión del tutor y del equipo educador. Cuando aconsejan repetir curso a unos padres, es una decisión sopesada fruto de la experiencia que el centro tiene en estos casos.
-   Hablad mucho con el hijo o la hija repetidores. Poned encima del tapete los pros y los contras de repetir curso pero, sobre todo, debe tener claro que al final es una oportunidad para encaminar de nuevo sus estudios.
-   Es mejor repetir curso al principio de la ESO, que esperar al final de etapa. Las lagunas de conocimiento cada vez serán mayores y más difíciles de superar.
-   Es bueno hablar con otros padres de hijos repetidores, y con jóvenes que repitieron y encauzaron sus estudios. Una visión de futuro os hará no angustiaros tanto y no estar centrados únicamente en el momento presente.
-   El mes de nacimiento del hijo es importante a la hora de encajar con una clase de nivel inferior. Los alumnos que cumplen a finales de año tan sólo se llevarán unos meses de diferencia con los nuevos compañeros, al contrario que los chicos que nacieron a comienzos de curso que acusarán más esta diferencia de edad.

Frases que ayudarán a vuestro hijo si debe repetir curso

-   Tanto el colegio como nosotros buscamos dónde estarás mejor, más cómodo, para que tus esfuerzos vean su fruto.
-   Que no te importe qué dirán o pensarán tus compañeros. La vida es larga para demostrar qué somos y cuánto valemos como personas, que es mucho más que un expediente académico.
-   Utiliza este hecho como "una oportunidad": para sacar mejores notas, para hacer nuevos amigos, para rectificar los posibles errores, etc.
-  No te queremos menos porque repitas, lo importante es que te sigas esforzando. Lo peor es dejar de luchar ante las dificultades, y esta es una de ellas.
-   De acuerdo, has sacado malas notas y repites, pero tienes otras muchas cualidades importantes: eres alegre, buen amigo, servicial, deportista, cariñoso, etc.

Cómo ayudar al niño que repite curso

1.  Antes de castigarle o tacharle de vago, descartar un bajo nivel de maduración neurológica de sus funciones cerebrales como: los movimientos oculo-motores, el desplazamiento, la manualidad o la función ventilatoria asociada al lenguaje.
2.   Es importante cuidar el nivel de autoestima del niño, pues lo normal es que viva la repetición como un fracaso personal y se sienta inseguro. Hablad mucho con él, sin atosigarle. Siempre podréis ponerle pequeñas metas que le estimulen a seguir con sus estudios.
3.   Tened en cuenta que temporalmente se encontrará desubicado, pues tendrá que abandonar a sus antiguos compañeros y adaptarse al nuevo grupo. Para ayudarle podéis apuntarle a alguna actividad extraescolar con estos últimos e invitarles a casa durante el fin de semana.
4.   Ojo con acomodarse. Hay que hacerle entender que repetir curso no significa tener un año sabático en el que volverá a estudiar el mismo material, sino que debe aprovechar ese tiempo para aprender bien aquello que no comprendió antes.
5.   Un planteamiento en positivo y muy motivador puede estimularle y que entre con mayor seguridad el primer día de clase.
6.   Repetir no es la solución cuando se trata de un bache propio de la adolescencia, o si observáis que el chico lleva un ritmo más lento de maduración, sin estancarse, con un progreso pausado pero continuo.
7.   Repetir nunca debe ser un castigo, sino la opción que consideráis mejor para ayudar a vuestro hijo a superar sus dificultades académicas.

Si finalmente vuestro hijo repite curso será muy bueno que mantengáis una relación más estrecha con el equipo educador del centro. Haced un seguimiento todo el año, bien por teléfono, por mail o quedando con su tutor mensualmente. No basta con repetir, sino que debéis elaborar conjuntamente una estrategia para darle sentido al esfuerzo que supone no promocionar.

Marisol Nuevo Espín

Te puede interesar:

- Llegan las notas, lo que nunca debemos hacer

- Pautas para establecer hábitos de estudio

¿Qué hago si mi hijo saca buenas notas?

¿Cómo enfocar el verano si ha sacado buenas notas?

Demuestran que las niñas sacan mejores notas que los niños

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies