La tablet en el aula: ¿error o acierto?

El uso de tablets en el aula
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

En  muchos colegios, los profesores ahora empiezan sus clases con la frase "Encended vuestras tablets", que ha sustituido a la antigua "Abrid vuestros libros por la página 34". Es un hecho: la mayoría de los centros escolares acabarán implantando la educación digital en sus aulas. Pero, ¿en qué consiste el método de usar la tablet en el aula?

Con la introducción de las tablets en los colegios se trata de conseguir que actividades aburridas y arduas para los alumnos sean mucho más amenas, es decir, que la dinámica en las clases sea atractiva, a través de todos los recursos didácticos y, en especial, audiovisuales e interactivos guiados por el profesor. Esto se obtiene con el uso de diferentes formatos multimedia que permiten trabajar distintos canales de procesamiento con sus herramientas adecuadas.

Una vez realizada la visión general de las aplicaciones disponibles al alcance de los niños a través de las tablets, el mecanismo de las clases es ya misión del profesor. De esta manera, los padres son los primeros en aceptar que con las tablets en el aula se fomenta la participación de los alumnos y se gamifica la clase, siempre bajo el control del profesor, que va comprobando la evolución de los niños en las distintas materias, de una forma individualizada y día a día.

Estudiar con tablets dulcifica el esfuerzo

Estudiar con tablets dulcifica el esfuerzo

El trabajo con tablets favorece una presentación analítica y secuencial de la información. El carácter interactivo aporta a los alumnos mayor percepción del control, les hace sentirse protagonistas de su propio aprendizaje y les permite autorregularlo, además de aportar un carácter lúdico a la clase que dulcifica el esfuerzo.

Con estos dispositivos, la variedad de cosas que se pueden hacer aumenta, así como su eficacia. Sustituye a los libros de texto, los cuales están todos metidos en el aparato. Además, la cantidad de ejercicios y actividades formativas que se pueden hacer es abundante, gracias a aplicaciones para colorear, simulacros de exámenes, diccionarios, juegos formativos y de idiomas, mapas conceptuales...

Por supuesto, siempre habrá un profesor que medie entre los alumnos y la forma de utilizar estos dispositivos. Él mismo es el que fomenta esa motivación que crea el uso de la tablet. Con todo ello, el profesor captará mejor la atención de sus alumnos.

Otra ventaja que supone la utilización de estos dispositivos digitales es la facilidad para ajustar el idioma que se quiera. Para que los niños se adapten cuanto antes al inglés, por ejemplo, la mejor opción es configurar la tablet en esta lengua, y así los alumnos no dejan de tener nunca contacto con el inglés.

La tablet: no todo son ventajas

Ahora bien, ¿es realmente necesario? ¿Darle a cada alumno un iPad es lo mejor que podemos hacer? Como todo, tiene sus inconvenientes.

1. Escritura. La primera desventaja de las tabletas digitales que salta a la vista es la relacionada con la escritura, ya que es una de las principales habilidades que los alumnos deben aprender. Los niños tienen que empezar desde pequeños a escribir mucho, y la entrada de una tablet al aula frena esta actividad. Además, escribir sobre un teclado táctil resulta, a veces, torpe, y eso no ayuda a los más pequeños.

2. Salud visual. Siempre les decimos a nuestros hijos que se separen de la televisión, porque la cercanía puede ser dañina para sus ojos. Y entonces, ¿qué pasa con la tablet? Habrá que tener cuidado también con este uso, para que no perjudique a la salud visual de los niños.

3. Adicción a las nuevas tecnologías. El problema de una posible dependencia de los aparatos electrónicos es otra desventaja de las tablets en las aulas. Es muy importante enseñara a los niños a autocontrolarse y a usar el dispositivo solo cuando sea necesario. Además, es evidente que la información que reciben los alumnos a través de una tablet es mayor que en el sistema tradicional. Recibir tantos estímulos pueden sobrecargarles, es decir, confundirles y desinformarles.

En conclusión, como todo, el uso de estos dispositivos en los colegios debe llevar un correcto manejo supervisado por profesores y padres, y un acompañamiento adecuado a la edad del niño.

Gonzalo Medina

Te puede interesar:

- 10 apps para dibujar en la tablet

- El uso de las tabletas digitales para el aprendizaje

- Apps para que los niños aprendan jugando

- Apps para estudiar mejor

- Trucos para aprovechar el potencial de las nuevas tecnologías

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.