Si mi hijo está sufriendo acoso, ¿debo animarle a defenderse pegando?

Contador
Debe mi hijo defenderse pegando
ISTOCK

Muchos padres se quejan de la dolorosa angustia que sienten cuando su hijo/a es agredido físicamente por sus acosadores. ¿Qué hacer? ¿Le digo que se defienda, que peque si le pegan? ¿Es mejor que siga dejándose hacer? Dentro de la legimitidad, ¿es justo que como padres le digamos a nuestros hijos que se defiendan con violencia contra sus acosadores?

Es posible que todos los padres lo hayamos pensado o lo hayamos hecho en algún momento. Aquellas situaciones que más sufrimiento generan en los padres son aquellas que tienen que ver con los hijos. Y cuando los hijos están siendo maltratados en su dignidad, el dolor de los padres es más profundo todavía.

Cuando nuestro hijo llega del colegio quejándose de que sus compañeros de clase le molestan en el recreo, que no le dejan jugar o incluso que le insultan, lo más normal es que la rabia se desate y que nuestro primer impulso como padres sea protegerlos, y es en ese estado cuando nos salen frases como "si te pega devuélvesela", "si alguien te empuja tú también puedes empujarle"... ofreciéndole al menor una serie de recursos, que, aunque son con la mejor de las intenciones, no ayudan a resolver el conflicto.

¿Qué puedo hacer si a mi hijo le pegan?

Muchos os preguntareis entonces... ¿Qué puedo hacer si a mi hijo le pegan? ¿Qué le puedo decir? La realidad es que recomendarles utilizar la violencia para defenderse es del todo inadecuado. Es cierto que debemos enseñarles a defenderse, pero de forma adecuada y pacífica, ya que si les enseñamos a responder a la violencia con más violencia estamos enseñándole que la agresividad está justificada si alguien te molesta y por lo tanto la utilizarán.

¿Qué puedo hacer como padre?

Previa YoutubeCargando el vídeo....

Los niños están en proceso de adquisición y desarrollo de sus habilidades y para poder realizar este aprendizaje adecuadamente necesitan un modelo de referencia, que puedan imitar, que les guie y les ayude en este proceso.

Estos son algunos consejos que puedes llevar a cabo ante una situación de acoso:

1. Apoyar a tu hijo. Escucharle con atención cuando te cuente lo que le pasa, que sepa que no está solo y que no está haciendo nada malo por pedir ayuda. Ayudarle a sentirse seguro de sí mismo haciéndoles ver que su valía no depende de lo que digan los demás.

2. Analizar la situación con nuestro hijo, saber qué es lo que ha pasado, como reaccionó, que hicieron los demás niños, etc. para detectar los recursos con los que cuenta el niño a la hora de afrontar la situación y ampliar su repertorio de respuestas.

3. Enseñarles a ser asertivos, frases como "no me pegues", "esto no lo voy a permitir", "te he dicho que pares", retirarse de la situación, pedir ayuda* son estrategias para gestionar los conflictos de manera pacífica. Además le estamos transmitiendo al niño que no debe soportar la violencia.

4.  Ayudarle a identificar sus emociones, a ponerle nombre a lo que siente y a manejarlas. De esta manera la rabia, la tristeza, la angustia no se acumulan generando conflictos internos, sino que aprenden a expresarlas.

¿Qué puede hacer mi hijo/a?

Devolver el golpe o decirle que resuelva el problema el solo puede hacerle sentir más inseguro y generar más tensión, lo que terminará repercutiendo en su autoestima.

Algunas de las estrategias que si le podemos dar para manejar estas situaciones de conflicto son:

1. Hazte respetar. Para ello debes establecer límites de forma tranquila pero firme, cuando algo te moleste no te quedes callado, hazlo saber sin miedo a lo que piensen los demás.

2. Busca ayuda. Hablar con los adultos, pedir que te ayuden no es ser un chivato o un cobarde, al contrario intentar solucionarlo y salir de la situación es lo más valiente que puedes hacer.

3. Aléjate de aquellos que no respetan. No olvides que puedes elegir a tus amigos, si un grupo falta al respeto a los compañeros, sepárate y busca compañeros que compartan tus mismos valores.

El primer paso para poder combatir el acoso escolar es enseñar a los niños las herramientas necesarias para que sepan afrontar estas situaciones de conflicto sin necesidad de responder con el "ojo por ojo".

Rocío Navarro. Psicóloga. Directora de Psicolari, psicología integral

Te puede interesar:

- Cómo proteger a los niños de la violencia

- 5 claves para explicar la violencia a los niños

- La violencia en el mundo: ¿por qué existen las guerras?

- 7 consejos frente a la agresividad infantil

- Educar en la conducta de la paz a los niños

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies