Cafeína, una mala compañera durante el embarazo para la mujer y el bebé

Un nuevo estudio relaciona cafeína en el embarazo con hijos con sobrepeso.
ISTOCK

Un embarazo cambia la vida de la mujer en muchos sentidos, incluso desde antes que el niño nazca. Una prueba es cómo la dieta de la madre cambia y lo que antes le estaba permitido, ahora queda restringido hasta nueva orden. El menú se adapta a las necesidades de la situación y se introducen alimentos beneficios y se eliminan otros susceptibles de año.

Algunas restricciones son conocidas por todos. El alcohol o el exceso de azúcar queda prohibido. En otros casos quizás no se tenga tanta información como es en el caso de la cafeína. Esta bebida tan presente en la vida de los adultos es una maña compañera durante la gestación, así lo indica un estudio del Instituto Noruego de Salud Pública, publicado en British Medical Journal y en el que se advierte de los peligros de su consumo en el embarazo.

Riesgo de sobrepeso en el bebé

Para comprar cómo el consumo de cafeína a largo plazo afectaba a los niños, los investigadores siguieron a 51.000 mujeres y a sus hijos desde el 2002 hasta el 2008. Los responsables de este trabajo agruparon a las madres en cuatro grupos en función de los alimentos que ingirieron hasta las 22 semanas de embarazo:

- Bajo consumo de cafeína: de 0 mg a 49 mg.

- Consumo moderado: entre 50-199 mg.

- Consumo alto: de 200-299 mg.

- Consumo muy alto: 300 mg. o más.

También se tuvieron en cuenta otros factores como el peso, altura y longitud. Datos que fueron recopilados de forma periódica, desde las seis semanas a partir del nacimiento, hasta los ocho años.

Al poner en común los datos del consumo de cafeína de las madres con el posible sobrepeso de sus hijos, se detectó que el 11% de los niños nacidos en un embarazo con un consumo bajo de cafeína presentaban sobrepeso. Porcentaje que aumentaba al 12% en los casos de consumo moderado y al 17% en las gestaciones con un consumo muy elevado.

Atendiendo a la relación entre estatura y consumo de cafeína. En el 23% de los embarazos con un consumo bajo de cafeína, los hijos fueron altos, en las situaciones de consumo alto y muy alto de cafeína la relación con una estatura más alta se situaba en un 15%, 30% y hasta el 66% de los hijos respectivamente.

En cualquier caso, los autores de este estudio señalan que se trata de un estudio de observación. Si bien es cierto que los resultados indican una relación, hacen falta nuevos trabajos que profundicen en la misma. En cualquier caso, la cafeína es uno de los productos que más deben vigilarse en el embarazo por los efectos que tienen en el mismo.

Cafeína en el embarazo

Desde la American Pregnancy Asssociation se destacan los siguientes efectos de la cafeína en el embarazo, tanto para la madre como para el bebé:

- Efecto estimulante. Como un estimulante, la cafeína aumenta la presión de la sangre de y el ritmo cardíaco.

- Efecto diurético. La cafeína también tiende a aumentar la frecuencia de la orina, causando una disminución en los niveles de los fluidos corporales resultando en posible deshidratación.

- Efecto en el bebé. El cuerpo adulto de la madre es capaz de procesar la ingesta de cafeína, pero el bebé no tiene la misma capacidad porque su metabolismo está madurando todavía. Incluso una cantidad pequeña puede causar cambios en el patrón de sueño del pequeño o su patrón normal de movimiento en las etapas finales del embarazo.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Dieta inteligente en el embarazo

- La importancia del calcio en el embarazo

- Embarazos de riesgo por peso inadecuado

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.