Dos de cada tres embarazadas padecen insomnio en el tercer trimestre

Contador
El insomnio en el embarazo es un problema común y con graves consecuencias.
ISTOCK

El embarazo es una etapa muy importante que altera el día a día de la mujer de muchas formas. No solo porque dentro de ella se gesta una vida que debe cuidar y vigilar para poder asegurar un buen desarrollo, también porque los cambios que experimentan las futuras madres hacen que sus rutinas varíen. Algo que hace necesaria una mayor atención a su salud.

Un buen ejemplo es el hecho de que dos de cada tres embarazadas padezcan insomnio en el tercer trimestre. Una conclusión a la que ha llegado la Universidad de Granada, UGR, en una de sus últimas investigaciones. Una situación que debe servir para que las futuras mamas tomen nota de esta advertencia y puedan prevenirla, velando por su higiene de sueño durante todo el proceso de gestación.

Cambios en el embarazo

El estudio realizado por la UGR, con colaboración de la Universidad de Jaén y el Sistema Andaluz de Salud, congregó un total de 486 mujeres embarazadas de distintas provincias de esta comunidad. Tras analizar su situación y realizar un cuestionario sobre su calidad de sueño, los resultados mostraron que el 64% de las futuras madres indicaba que padecía insomnio en su tercer trimestre de gestación.

Además, esta investigación destaca que el insomnio no es un problema exclusivo del tercer trimestre del embarazo. En el primero de la gestación ya el 44% de las mujeres indicaron padecer estos problemas de sueños, porcentaje que crecía hasta el 46% en el segundo y el 64% en la recta final.

"Aunque es bien conocido que durante el embarazo se agravan los problemas de sueño previo y con alta frecuencia surgen nuevos problemas, existe una tendencia a asumir la dificultad para conciliar y mantener un sueño reparador como un fenómeno propio del embarazo que hay que sufrir con él", explica María del Carmen Amezcua Prieto, una de las autoras de esta investigación.

De esta forma, UGR explica que si bien es un problema común, no hay que asumirlo como inevitable entre las embarazadas. El insomnio es un importante factor de riesgo que puede desencadenar hipertensión y preeclampsia, diabetes mellitus gestacional, depresión, parto prematuro y cesáreas no planificadas.

El origen de insomnio en embarazadas

El estudio de UGR también se ha centrado en tratar de encontrar la explicación del insomnio en el embarazo. El principal origen es la presencia de problemas de sueño previa a la gestación, un problema que se alarga y que se ve intensificado por el dolor y las náuseas nocturnas en este proceso previo al parto.

"El principal es el insomnio previo, hecho que, por obvio que resulte, es fundamental en la prevención, y que señala la necesidad de conocer la presencia o no de insomnio de las gestantes antes de su embarazo y durante cada una de las fases del mismo", advierte la catedrática de la UGR Aurora Bueno Cavanillas.

En este sentido, recomienda mantener una actividad física moderada o intensa durante la gestación protege frente al insomnio gestacional, "lo que supone una razón más para promover la realización de actividad física entre las embarazadas", concluye Bueno Cabanillas.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Madre primeriza: 6 consejos para adaptarte a tu nueva vida

- El papel del padre en la educación de los hijos

- Buenos hábitos para dormir a los niños

- El papel del padre en el embarazo

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.