Emociones en el embarazo

Emociones en el embarazo
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto
correo

Durante el embarazo, tus emociones, tus preocupaciones y alegrías influyen directamente en el bebé a través de las hormonas que segregas. El estrés vivido por las futuras mamás en el embarazo es muy perjudicial y es una de las causas de nacimiento prematuro. Por el contrario, las emociones en el embarazo que son agradables causan efectos muy beneficiosos en tu bebé. 

Estrés y angustia en el embarazo

Está científicamente comprobado que el bebé en tu interior siente cuando estás contenta, alegre y también cuando te encuentras triste y preocupada. ¡Qué listos son! Pero, ¿por qué lo sienten?

Cuando estás mal, angustiada, estresada, tu organismo produce unas hormonas denominadas catecolaminas para hacer frente a esa situación. Esas hormonas atraviesan la barrera placentaria e inundan al bebé, y así es como siente esas emociones. El estrés vivido por las madres es muy perjudicial para el bebé y es una de las causas de nacimiento prematuro.

Los beneficios de la alegría y la relajación en el embarazo

Por el contrario, cuando te sientes bien, alegre, contenta, satisfecha y positiva, tu cerebro libera otras hormonas denominadas endorfinas, también llamadas hormonas de la felicidad y éstas le llegan al bebé a través de la placenta. Pero claro, pensarás: "No puedo estar todo el día feliz, porque tengo problemas. A veces ocurren ciertas cosas inesperadas que no controlo, es decir, hay muchas situaciones difíciles en la vida".

Está claro que eso va a ocurrir, pero es importante que se lo comuniques, que le hables, que le cuentes lo que te pasa. A muchas de vosotras puede que os parezca una tontería y pensaréis que es como hablar sola. Pero no es verdad. Estáis creando el vínculo de la comunicación con vuestro hijo.

Intuición e imaginación en el embarazo

Curiosamente, durante la gestación se potencian dos facultades muy importantes, que casi no damos importancia: la intuición y la imaginación.

Vamos conociendo a nuestro hijo por una serie de datos que nos trasmite e intuimos. La intuición nos va a ayudar a comunicarnos muy profundamente con nuestro bebé, y para desarrollarla, una condición importante será el silencio y la paz interior.

Respecto a la imaginación, conocemos muy bien los efectos de cómo las imágenes negativas influyen en nosotros. La misma sensación tiene el bebé antes de nacer. Por ello, es muy importante crear imágenes positivas ya que éstas crean unas líneas de fuerza muy beneficiosas para nuestros futuros hijos. La imaginación es una facultad extraordinaria al alcance de todos nosotros.

Los pensamientos e imágenes positivas son como un escudo protector frente a cualquier negatividad.

El papel del padre

No hay que olvidar la gran importancia y el papel vital que tiene el padre como compañero de la mujer cuando está embarazada. Es esencial su apoyo y aunque no lleven en su cuerpo al bebé, sí lo llevan en su corazón y en sus pensamientos.

Por eso, las caricias en la tripa de su mujer, acompañarla cuando se realiza las ecografías, crear un ambiente positivo a su alrededor, van a proporcionar mayor felicidad tanto a la madre, como a su hijo y por supuesto, también a él.

Consejos para favorecer las emociones en el embarazo

- Si tienes alguna afición artística, puede ser un buen momento para ponerla en práctica.
- Para los papás: debes evitar someter a la madre a un excesivo estrés.
- El contacto con la naturaleza te proporcionará mucha energía psíquica y te ayudará a despertar la intuición y los sentimientos más elevados para proyectarlos en tu hijo.

Marisol Nuevo Espín

Te puede interesar:

- Emociones desde el útero

- Establece prioridades: cómo olvidarte del estrés

- Emociones en el embarazo

- Cómo afecta nuestro estrés a nuestros hijos

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.