Partos múltiples, consejos para afrontar la crianza de todos los hijos que llegan al mismo tiempo

Lo que debes saber de tu embarazo múltiple
ISTOCK

No todos los partos son iguales y hay ocasiones en los que los padres no reciben una sola visita, sino que ven hecha efectiva su paternidad por partida doble. Los partos dobles hacen que algunos progenitores se enfrenten a un mayor reto con dos hijos. Una situación que puede agobiar a algunos ya que como se ha dicho, el reto se multiplica por dos.

Si un bebé cambia la rutina familiar la llegada de dos lo hace todavía más. Pero no hay que temer esta mayor alteración, sino aceptarla y asimilar toda la felicidad que pueden traer los recién nacidos al hogar. Sólo hay que saber cómo desenvolverse en estas situaciones y para este fin desde la American Academy of Pediatrics se dan una serie de consejos a aquellos que sean los progenitores protagonistas de estos partos múltiples.

Conocer los riesgos

Antes del parto, va el embarazo y en el caso de las gestaciones múltiples existen ciertos riesgos que hay que conocer para tenerlos en cuenta y saber reaccionar ante ellos. El más habitual es el parto antes de término, es decir, el nacimiento de bebés prematuros. Un solo niño tarda 40 semanas en llagar a este mundo, mientras en el caso de los gemelos suele durar entre 35 y 37.

Las estadísticas demuestran que en todo el mundo, más de la mitad de los gemelos nacen prematuramente, antes de las 37 semanas de gestación. De hecho el riesgo de alumbramiento antes de tiempo aumenta en los partos múltiples de orden superior.

Un nacimiento prematuro suele traducirse con problemas de salud. Por ello habrá que aumentar el cuidado que necesitan estos bebés y atender a cualquier síntoma que indiquen la presencia de una afección o de infecciones que requieran de atención médica o internamiento hospitalario.

Otra complicación que más probable de suceder en los embarazos múltiples son la preclamsia, la diabetes del embarazo, los problemas placentarios y los problemas de crecimiento fetal. Estos casos también se asocian a un mayor riesgo de desarrollar problemas de salud a largo plazo.

Buscar ayuda

Un parto múltiple es un reto para el que no hay que tener miedo a la hora de pedir ayuda. En especial, si los padres ya tienen otros hijos, no deben sentirse mal si recurren a los abuelos o a otros parientes para echar una mano en casa. Ya sea para ocuparse del cuidado de los hermanos mayores o para simplemente pedir consejo, la familia siempre está dispuesta para este cometido.

En el caso de que existan hermanos mayores, también hay que hacerles conscientes de que tendrán que ayudar. Desde la American Academy of Pediatrics se explica que aunque sea en labores tan simples como doblar la ropa de los más pequeños u ordenar la casa ayudan mucho a que los padres puedan enfocarse en la crianza de los dos bebés que han llegado en el parto múltiple.

Desde la Fundación Nemours explican que en especial durante las primeras semanas en la que los niños estén presentes en casa, los padres de partos múltiples deben solicitar esta ayuda. Un apoyo que ayudará a que se estabilice la situación en el hogar hasta que los progenitores se adapten a este ritmo y puedan trabajar conforme al mismo, y lo que más importante: disfrutar de esta situación.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Mellizos o gemelos, cuando vienen dos

- Gemelos o mellizos, cómo organizarse

La supermamá que cambia a cuatro bebés a la vez y triunfa en internet

- 5 sillas de paseo gemelares para tus bebés

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies