Tos en el embarazo, cómo evitar que se convierta en un problema mayor

La tos puede ser muy perjudicial para una embarazada
Foto: ISTOCK Ampliar foto

El embarazo es una etapa tan bonita como delicada. La futura mamá afronta una etapa en la que cualquier asunto que antes no revestía importancia, ahora puede comprometer muy seriamente su salud. Por ejemplo la tos, que en otros momentos sólo supondría unos días malos y una recuperación pronta que no revestiría mayor importancia.

Sin embargo, durante el embarazo la tos puede suponer la antesala de un resfriado. Un problema de salud que puede comprometer la salud del bebé. Por ello cuando la mujer empiece a manifestar este síntoma, es importante tomar medidas con el fin de que vaya a más y termine derivando en un problema más grave para su salud.

Prevención de la tos

Para mantener la tos alejada y prevenir en la medida de lo posible problemas de salud asociados a ella, como un resfriado o una gripe, desde la American Pregnancy Asociation se dan una serie de consejos encaminados a mantener a raya estos problemas. Todos ellos aseguran un estilo de vida saludable tanto al bebé como a la mujer durante la gestación:

- Lavarse las manos asiduamente. Los virus pueden estar presentes en cualquier lugar, por ello es importante mantener una buena higiene en las manos para evitar la infección.

- Descanso adecuado. Las alternaciones en el sueño pueden provocar un descenso del sistema inmunológico, lo que conlleva una mayor probabilidad de contraer enfermedades.

- Cuidarse a la mínima señal. Si la mamá aprecia que empieza a toser, es mejor comenzar a cuidarse, descansar más y guardar reposo antes de que este proceso empeore.

- Aliviar la garganta. La tos puede deberse a una irritación de la garganta, lo cual puede estar causado por otros asuntos ajenos al resfriado. Aun así, la madre puede sentirse muy molesta por esta situación, por lo que se recomienda aliviar esta zona del cuerpo al irritarse.

- Acudir al médico. Si junto a la tos, aparecen otros síntomas que avisen de un problema mayor, la madre debe ir al médico con el fin de iniciar un correcto tratamiento.

Cuidados del resfriado

Si finalmente la tos termina derivando en un resfriado, es importante proceder adecuadamente para solventar de la mejor forma esta situación.

Estos son algunos conejos para ayudar a la embarazada constipada:

- Tomar abundantes líquidos para solucionar la pérdida de los mismos por la mucosidad.

- Descansar en la medida de lo posible para que la embarazada se sienta bien.

- Emplear humidificadores para descongestionar la nariz.

- Controlar la posible fiebre en la embarazada y hacer todo lo posible para que no se incremente. Para ello se pueden emplear toallas mojadas para aplicar en la frente o baños en agua templada.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Dieta inteligente en el embarazo

- El deporte en el embarazo: precauciones y beneficios

- Embarazos de riesgo por peso inadecuado

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies