Los beneficios de las cenas familiares en Navidad

Las cenas en familia son oportunidad única para aprender valores.
ISTOCK

Mantecados, regalos, villancicos, todos estos elementos son sinónimo de Navidad. Sin embargo, existe algo que es más característico de estas fechas y que sin duda alegra a cualquiera: los encuentros familiares. Estas fiestas son una oportunidad para que los parientes lejanos se reencuentren en un escenario de alegría y convivencia difícil de repetir el resto del año.

Pero las cenas en familia durante la Navidad no solo son un encuentro con los seres queridos. Estos eventos también reportan beneficios a los miembros del hogar, en especial a los más pequeños. Toda una serie de enseñanzas de valores y una forma de prevenir que los niños y adolescentes den otro sentido a estas fiestas. Así lo explican desde la fundación Understood.

En familia, siempre mejor

La Navidad en algunos casos también se traduce en fiestas y alcohol. Las cenas en familia son una buena alternativa de que los menores puedan acabar en alguno de estos eventos realizando prácticas riesgosas como el consumo de bebidas etílicas. Un estudio de la Universidad de Columbia demostró que las comidas en donde se reúnen todos los miembros del hogar ayudan a prevenir la ingesta temprana de estas sustancias.

Las comidas en familia en esta fecha también suponen una forma de mejorar la atención de los más pequeños de la casa. El hecho de estar sentado alrededor de parientes a quienes no se ve desde hace tiempo conlleva conversaciones que requieren que el niño ponga sus sentidos en lo que se le dice para seguir el diálogo y conversar. Por otro lado, también se le puede enseñar que hay alternativas muy divertidas que no conllevan ver la televisión.

Charlas, juegos de palabras, preguntas por cómo ha ido todo. La cena de Navidad puede ser el preámbulo de un camino a seguir el resto del año. Por último, estos eventos se convierten en un escenario donde enseñar valores muy importantes. Los niños aprenderán que el concepto de familia es más amplio de lo que ven en su día a día y que tienen más personas en quien apoyarse en los momentos difíciles.

Ideas para las cenas en familia

¿Cómo conseguir que la cena en familia sea un gran acierto y aprovechar todos los beneficios que ofrecen estos eventos? Aquí algunos consejos para ello:

- Permitir que los hijos ayuden a preparar la comida. Involucrar a los hijos en estas labores hará que el pequeño se sienta dentro del equipo de la familia. Dependiendo de la edad que tenga, se le puede pedir distintas labores desde poner la mesa hasta participar en la cocina.

- Todos en la misma mesa. Hay quienes piensan que es mejor separar a mayores de pequeños, pero estar todos en la misma mesa hará que el niño se sienta todavía más integrado en su familia y pueda hablar con todos los miembros, no solo con los de su edad.

- Pensar en actividades después de la comida. Una vez que el niño se levante de la mesa, hay que seguir ofreciendo diversión en familia: un juego de mesa, cantar villancicos, una tertulia amena. Todo esto ayudará a que tras la cena, los beneficios se extiendan a los momentos posteriores.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Cómo vivir la Navidad en familia

- 10 planes para frenar el consumismo en Navidad

- Educar con la carta a los Reyes Magos

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.