Conciliación, el segundo punto más importante a la hora de elegir empresa

La conciliación familiar es un valor a tener en cuenta al buscar trabajo.
ISTOCK

Elegir un trabajo es algo que supone poner en valor distintos criterios. Por ejemplo, los más jóvenes puedan tener en cuenta la posibilidad de viajar o la oportunidad de seguir aprendiendo. En el caso de personas más adultas, y ya con una familia formada, tengan en cuenta las facilidades a la hora de gestionar el terreno laboral con el de su propio hogar.

De hecho la conciliación es el segundo punto más importante a la hora de elegir empresa tal y como demuestra el Randstad Employer Brand Research 2018 en donde han participado 7.000 españoles junto con otros encuestados de 26 países. Un dato que demuestra cómo la conciliación es un punto muy tenido en cuenta por los futuribles empleados.

El salario, el más importante

El primer punto más importante a la hora de decantarse por un puesto de trabajo. El 63% de los encuestados afirman que la retribución económica es el motivo más importante a la hora de seleccionar una empresa. Si bien sigue siendo el más valorado, este aspecto se ha estabilizado y sigue manteniéndose en un porcentaje igual durante las últimas 4 ediciones de este estudio.

Por el contrario, la conciliación entre vida laboral y vida personal consolida su importancia como punto a la hora de elegir trabajo. Por segundo año consecutivo se postula como segundo factor más importante, tras aumentar su importancia en diez puntos porcentuales desde la anterior edición y ser elegida por el 55% en la edición de este año.

También con una relación con el desarrollo de la vida familiar, otros factores considerados importantes se sitúan la seguridad laboral (48%) y la flexibilidad (41%). Por último los trabajadores dan valor a un buen ambiente de trabajo y de hecho es la tercera razón más esgrimida por los profesionales para trabajar en una empresa, así lo afirma el 50% de ellos.

Ideas para la conciliación

Si bien la empresa debe tener en cuenta la conciliación dentro de sus planes, en casa también se puede trabajar por esta meta:

- Planificar. El tiempo es limitado, y hay que gestionarse y tratar la agenda de cada día para ver las horas disponibles y cómo se pueden distribuir las obligaciones.

- Priorizar. Muchas obligaciones son las que existen, pero, ¿deben asumirse todas? ¿O hay alguna que puede dejarse de lado? Priorizar ayuda a aclararse sobre lo que es más importante.

- Todos a trabajar. El reparto de tareas es imprescindible para conseguir la conciliación en casa. Todos deben aportar su granito de arena para conseguir este fin.

- Las horas extras para casa. Prescindir de las horas extras y de sus retribuciones puede suponer una inversión para la familia. El tiempo es oro y eso es algo que se descubre cuando uno lo pasa junto a los suyos.

- Aprovecha la tecnología. Vivimos en un mundo hiperconectado, quizás algunas tareas puedan realizarse desde el ordenador en casa y junto a los familiares.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Madres y trabajadoras, los malabarismos de la conciliación

- Gestionar el tiempo para conciliar mejor el trabajo con la familia

- Barreras para conciliar vida laboral y familiar

- 10 propuestas políticas para ser mujer y madre

Contador
Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.