El desorden en el hogar es la principal causa de rechazo en los españoles

Un hogar ordenado y limpio siempre es bien valorado por los españoles.
ISTOCK

El hogar es un entorno en donde los padres pasan la mayor parte de su tiempo. Muchas son las horas que padres, madres, hijos y hermanos dedican a realizar un sinfín de actividades entre estas paredes. Por ello es muy importante el estado en el que esté dicha localización.

Así lo demuestra el Informe Home 2018 en donde se revela que el orden en el que se encuentre el hogar es importante para la mayoría de españoles. Otros puntos que también provocan rechazo en los encuestados dentro de este estudio es el estilo de decoración que se emplea en casa.

Limpio y ordenado

¿Cómo les gusta a los españoles su hogar? La respuesta es limpio y ordenado, así se desprende del mencionado informe en donde se recoge que 8 de cada 10 encuestados reconoce que lo que más le molesta es encontrarse con una casa desordenada y sucia. Al mismo tiempo, los participantes en este informe reconocen que también huyen de los ambientes sobrecargados, algo que no gusta al 58% de ellos.

Los colores estridentes también causan rechazo entre los encuestados y un 20% afirma que es de lo que más recela en su hogar. Tanta es la preocupación de las familias españolas por la decoración de su hogar que afirman que es lo primero en lo que se fijan cuando visitan el domicilio de otra persona, así lo indican el 97% de los entrevistados.

¿Y dónde se esmeran más en decorar las familias españolas? Según los datos de este estudio el salón es la habitación predilecta a la hora de destinar recursos y esfuerzos para renovar el aspecto, así lo reconoce el 88% de los participantes en este informe, algo que se relaciona directamente con el hecho de que las visitas se fijen en la decoración de sus huéspedes y que éste sea el entorno en donde más tiempo pasan.

Mantener el hogar limpio y ordenado

Dada la importancia que tiene para los españoles un hogar limpio y ordenado, hay que atender a las necesidades que este tiene. Un objetivo en el que todos pueden participar de distintas maneras, asumiendo su parte de responsabilidad:

- Su cuarto, su responsabilidad. El orden de cada cuarto debe recaer en la persona que duerme en él. Si uno de los pequeños no encuentra un determinado objeto por culpa del desorden, él debe saber que ha tenido la culpa. Los padres no tienen que asumir la responsabilidad.

- Reparto de tareas. Todos pueden ayudar, quizás los más pequeños no sepan manejarse con la fregona pero sí que pueden echar un cable recogiendo la mesa. Si todos aportan su granito de arena, será más fácil alcanzar el objetivo: un hogar limpio.

- Se usa, se recoge. ¿Alguien ha utilizado un vaso para beber agua? ¿Se llega de la calle y el abrigo sobra? Pues la solución es guardarlo donde corresponda en lugar de mantenerlo en mitad de la sala.

- Se mancha, se limpia. No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy, dice el viejo refrán. Con las manchas sucede lo mismo, si se aprecia una mancha el mejor remedio es limpiarla en lugar de dejarla.

Damián Montero

Te puede interesar:

- El orden y su importancia en la educación infantil

- Educar en el orden: los encargos

- La mochila escolar, un buen sitio para trabajar el orden

- Encargos por edades para responsabilizar a los niños

- 30 ideas de encargos para tus hijos

- Video: ¿por qué las madres nunca terminamos las tareas?

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.