Los divorcios aumentan el fracaso escolar

Los divorcios y el fracaso escolar
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

El divorcio es una experiencia diferente para padres e hijos: la familia en la que los niños nacieron y crecieron desaparece de repente y, a pesar de las deficiencias que pudiera tener, para los niños era la que les brindaba el apoyo y la seguridad que necesitaban. Ahora, un estudio británico ha señalado las consecuencias del divorcio en los hijos, destacando el aumento del fracaso escolar.

El divorcio aumenta el fracaso escolar y el consumo de drogas y alcohol

Este estudio, que ha sido llevado a cabo por la organización británica Resolution, especializada en conflictos familiares, ha realizado una encuesta a 500 hijos (jóvenes de 14 a 22 años) que vivieron un divorcio en su hogar, concluyendo que "los niños no pueden funcionar bien si su vida emocional es un caos".

Concretamente, y como dato más destacado, los resultados indican que más de la mitad (65%) de los jóvenes que vivieron un divorcio en su infancia reconocen que eso les dificultó posteriormente la obtención del graduado escolar. En la misma línea, los datos indican que el 19 por ciento empeoraron su rendimiento en el colegio y el 15 por ciento de los jóvenes se vieron obligados a cambiar de centro, rompiendo así con su entorno.

Además, buena parte de ellos (32%) fue utilizado en las disputas de sus padres como mensajeros, sufriendo la presión de uno y otro en las discusiones. Ante esta situación de presión, tensión y descuido por parte de los padres, los desórdenes alimentarios florecieron, aumentando el número de éstos entre los hijos de divorciados. Igualmente, una parte de los encuestados reconocía haberse visto empujado al consumo de alcohol (14%) y de drogas (13%) como respuesta al estrés al que estaban sometidos.

El divorcio en España en cifras

Este estudio, aunque realizado en Reino Unido, también tiene gran importancia dentro de España, donde, los datos referidos a divorcios han crecido progresivamente. Concretamente, en 2013, en España se firmaron 95.427 divorcios y 4.900 separaciones, de manera que se registran dos divorcios por cada 1.000 habitantes. La edad media de las mujeres que se divorcian es de 42 años y la de los hombres, de casi 45, siendo en la mayor parte de los casos (76%) la mujer la que recibe la custodia de los niños.

Las consecuencias del divorcio en los hijos

Uno de los errores que los padres cometen tras un divorcio es la alteración de las pautas y normas establecidas anteriormente. Así, el estilo permisivo y la falta de supervisión de los hijos por parte de los padres puede deberse, en parte, a la discrepancia en las pautas educativas entre los padres tras la ruptura, y en parte al intento de compensar (muchas veces materialmente) al niño por la situación que está atravesando. Esta nueva forma de actuar por parte de los progenitores da lugar a una serie de consecuencias negativas en los hijos.

Así, un estudio publicado por UNICEF señala que las consecuencias pueden ir de moderadas a graves y de transitorias a permanente dependiendo de:

1.  Grado del conflicto previo, y la involucración de los hijos en el conflicto.
2.  Ejercicio o no de la coparentalidad
3.  Los efectos del deterioro económico y del estilo de vida.

Estas consecuencias pueden ser, entre otras:
-  Menor rendimiento académico
-  Disminución de la autoestima o el autoconcepto
-  Dificultades sociales, problemas emocionales (miedo, ansiedad, depresión)
-  Problemas de conducta.

Normalmente, estos problemas se suelen producir durante el divorcio y acaban superándose tras unos años cuando se estabiliza la situación. Sin embargo, a largo plazo, estos niños crecerán siendo adultos con más dificultades para, por ejemplo, creer en la continuidad de las relaciones o comprometerse.

Patricia Núñez de Arenas

Te puede interesar:

Los traumas en la niñez tienen consecuencias en la edad adulta

De padres fumadores, hijos fumadores

Educar con el ejemplo de los padres a los hijos

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.