Cómo organizar las tareas domésticas en familia

 

Cómo organizar las tareas domésticas en familia

¿Cómo conseguir y gestionar un hogar de manera que todos los miembros de la familia descansen y se sientan a gusto en casa? La respuesta es: de manera inteligente, porque es la mejor manera de que la palabra hogar denote refugio, confort, seguridad y amor, lo cual reduce el estrés y aumenta la satisfacción familiar.

Mary Hunt, presidenta de Home Advantaje Plus, empresa fundada en Estados Unidos donde se ofrecen cursos  para aprender técnicas y habilidades que profesionalicen el hogar, explica que "toda la estrategia se apoya en que el trabajo en casa es cíclico y por tanto, se puede planificar, delegar, organizar, dirigir y controlar. Aprender a profesionalizarlo reduce el estrés y los resultados beneficiosos para la salud inciden en la productividad de cada persona en su puesto de trabajo. La mayoría de los asistentes son mujeres, pero hay un 20 por ciento de hombres que quieren aprender a que la vida familiar sea más grata". Hunt ha escrito una guía en la que se dan una serie de consejos para hacer un hogar inteligente. Algunas de estas ideas son las siguientes:

Ideas para organizar las tareas domésticas en tu hogar

1.   Descubre tu estilo personal y el de tu cónyuge tanto en la decoración como en la organización. Hablar sobre como le gusta a cada uno tener la casa, lo que le preocupa y estresa. Después, dividir las tareas del hogar.

2.   Hablar también con vuestros hijos de qué es lo que a uno le pone más nervioso cuando llega a casa, lo que le estresa más.

3.   Controlar por un lado el perfeccionismo y por otro, la dejadez.

4.   Tener una actitud positiva hacia las tareas del hogar y descubrir el lado divertido, al menos, más tranquilizador.

5.   Poner metas realistas, sin querer hacerlo todo ahora mismo, porque no todo es urgente. El secreto no está en la cantidad de cosas que tenemos que hacer o el tamaño de la casa, sino el ambiente que queremos crear.

6.   A principio de cada mes, podéis hacer una lista de las tareas domésticas necesarias durante ese tiempo: la compra cada 15 días, la cita del médico, comprar sábanas, arreglar algo roto etc..

7.   Cada uno de los miembros de la familia tiene que tener una tarea y ser consciente que de ellos y de su responsabilidad, depende la tranquilidad y el equilibrio del hogar.

8.   Para hacer esas tareas, cada uno tiene que establecer su propia rutina, para que la madre o el padre no tenga que repetir continuamente: "Te toca hacer esto".

9.   Es importante dejar preparadas las cosas la noche anterior, para evitar las prisas de la mañana, antes de salir de casa: la ropa que uno se va a poner, los libros, los papeles del trabajo, las llaves en el mismo sitio, la merienda de los niños, etc, que cada uno haga lo mismo.

10.   Evitar esas llamadas telefónicas que interrumpen alguna tarea del hogar importante, como por ejemplo, el tiempo que está planificado para comentar con los hijos los deberes. Dejad un recado en el contestador para que os llamen más tarde.

11.   Un horario rutinario para las tardes en casa, es un buen consejo para evitar el estrés.

Ideas para una nutrición sana y equilibrada para la familia

-   Hacer juntos un menú semanal, quincenal o mensual, equilibrado y sano en el que se coma de todo.

-   A la hora de preparar la comida, hay que organizarse: qué días se llega más tarde a casa, cuál es el momento adecuado para cocinar una comida nueva etc., Si tenéis  invitados, pensad con una semana de antelación qué se necesita comprar, cómo se va a decorar la mesa, y que se va a ofrecer de comida. No lo dejéis para el último día.

-   La comida o cena en familia es un de los momentos donde tiene que reinar la paz y tranquilidad. No es bueno repetir todos los días a los niños que se sienten bien, coman bien y se coman todo. Se cena a la misma hora y todos juntos. Es un cita muy importante.

Ideas para organizar la limpieza, la plancha y los arreglos

1.   Hacer también una lista de "cosas" que diariamente se limpia (baños por ejemplo) y también semanales, quincenales o mensuales. Cada uno tiene su encargo y su tarea. Por ejemplo, los martes, miércoles y jueves plancha; una vez al mes, lavar los visillos; los lunes limpieza a fondo de la casa etc..

2.   Acostumbrad a vuestros hijos a que se lleven la ropa planchada, la ordenen ellos en su armario y se limpien los zapatos.

3.   Buscar también el mejor día, la mejor tarde o el mejor momento para arreglar los desperfectos del hogar: la estantería que se ha caído, el cuadro que hay que poner, el pantalón roto. Una forma creativa es que durante ese día o esa tarde, todos tienen algo que arreglar.

Marta Santín
Con la colaboración de: Mª Ángeles Burguera

Te puede interesar:

- Hogares inteligentes: conciliar es cosa de todos

- 7 consejos para conciliar familia y trabajo

- Conciliar la vida laboral y familiar en las redes sociales

- Las tareas domésticas en los más jóvenes

- Encargos por edades

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies