Mar adentro
Suscríbete a nuestra revista
Firma Invitada

Mar adentro

Familias numerosas
Foto: ISTOCK Ampliar foto
Por Jesús Jaraiz de Mier, de Asociación Familias Numerosas de Canarias
correo

Aunque así lo parezca por el título, no les voy a hablar de la película de Amenábar. Voy a referirles parte de un video. En él se relataban las distintas actitudes que adoptaban las personas del interior de un país al llegar al mar por primera vez.

Algunas se quedaban en la orilla mojándose únicamente los pies. Éstos eran, por así decirlo, los menos arriesgados. Lógicamente, enseguida se aburrían, no les gustaba la experiencia. Otros avanzaban tímidamente hasta el lugar donde rompen las olas; dependiendo de la intensidad de las mismas, a veces caían revolcándose en la arena y el agua; lo pasaban mal. Los más arriesgados se dirigían mar adentro y aunque al principio les costaba nadar hasta allí, luego disfrutaban del mar y sus profundidades. Podían bucear y ver la maravilla que se esconde bajo la superficie del agua.

Pues bien, ustedes dirán, ¿y que tiene que ver esto con las familias numerosas? Nosotros para los demás, aparentamos ser un poco inconscientes, avanzamos mar adentro, buscando en la inmensidad del mar disfrutar de sus maravillas, de nadar libremente con nuestros hijos. Al comienzo puede costar tomar esa decisión, pero una vez que se avanza, la vida es apasionante.

En algunos lugares de la costa española, hay puestos de vigilancia con socorristas que velan por los posibles peligros; se crean rampas para las personas con minusvalías, zonas exclusivas de baño para que no entren las embarcaciones y motos de agua. En fin, se preocupan por las condiciones que se dan para que el baño no sea peligroso.

Aquí en Canarias, sobre todo en las islas Occidentales, las montañas entran con gran inclinación en el mar no existiendo plataforma continental. A pesar de ser una zona turística no se dan las condiciones ideales para que el baño sea sin peligro. Hay muchas corrientes profundas y la administración no tiene este asunto entre sus prioridades. ¡Ellos sabrán lo que hacen!.


En el ámbito nacional tenemos enormes olas generadas por barcos que han entrado en la zona de baño y que dificultan enormemente que las personas puedan bañarse con tranquilidad, léase nueva Ley de Educación, Ley del Matrimonio Homosexual, nuevas tarifas eléctricas que penalizan el consumo, etc.


En este año, una vez más las familias numerosas nos adentramos mar adentro para disfrutar de la opción que hemos elegido. Lo único que solicitamos a nuestros políticos es que nos dejen bañarnos apaciblemente y que si quieren ayudar, nos faciliten las condiciones para ello.

Te puede interesar:

- Las familias numerosas no pagarán por el pasaporte o el DNI en 2016

- Cómo solicitar el abono anticipado para familias numerosas

- 7 consejos para conciliar familia y trabajo

- Las madres españolas sólo tienen dos horas y media al día para sus hijos

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies