Firma Invitada

El Mito, 15 años de éxito de un clásico contemporáneo

El Mito de Bugaboo
Foto: BUGABOO Ampliar foto
Por Marina Berrio
correo

La llegada del Bugaboo Cameleon nos facilitó la vida a muchas familias. El día a día con un bebé se transformó para muchos de nosotros cuando pusimos un Bugaboo Cameleon en nuestras vidas. Actos tan sencillos y habituales como cerrar y abrir el cochecito del bebé “n” veces para meterlo en el maletero del coche y llevar al bebé a la guardería, a casa de mamá, al centro comercial... sin esfuerzo, y sin la consiguiente contractura cervical que ocasionaban los modelos antiguos, empezaron a resultar muy llamativos.

Tanto como conducir el Bugaboo Cameleon con una sola mano, y sobre cualquier terreno, gracias a sus tres posiciones de ruedas: en la ciudad, sus ruedas pequeñas que giran 360º, nos permiten una gran capacidad de maniobra; en la montaña, la funcionalidad única del manillar reversible y las 2 ruedas grandes que quedan delante para sortear terrenos más irregulares, nos regalan un mayor bienestar en las excursiones con el bebé; y en la playa y en la nieve, la posición de dos ruedas, que nos permite arrastrar el coche detrás de nosotros, nos facilita más la conducción en este tipo de terrenos.

Bugaboo Cameleon, un referente en estilo

Bugaboo Cameleon, un referente en estilo

En definifiva, un invento revolucionario para el bebé y su familia del que todo el mundo hablaba: un coche original, ligero, práctico, adaptable a todos los terrenos... Así, el fenómeno Bugaboo fue corriendo de boca en boca y también de generación en generación, porque lo que sin duda supuso una auténtica sorpresa para muchas familias es que el Bugaboo Cameleon mantuviera su calidad y sus prestaciones intactas, sin roturas, a lo largo de nuestra paternidad y de la infancia de nuestros hijos.

A pesar de estos sólidos argumentos, algo más debe tener Bugaboo para haberse convertido en un fenómeno, en un objeto de deseo para muchas familias. ¿Por qué los padres de todo el mundo prefieren un Bugaboo? Todo comenzó hace 15 años, cuando el Bugaboo Cameleon irrumpió en 1999 en un mercado estancado y aburrido. Su funcionalidad marcada por su concepto "todo en uno", su exclusivo diseño futurista y sus combinaciones de tejidos llenas de color, han convertido a este clásico contemporáneo en el cochecito de bebé que miles de familias adoran.

Este bienestar y satisfacción es lo que reflejan y recogen los testimonios que muchos padres han querido compartir en distintos foros y a través de las redes sociales. Y es que tan llamativo como sorprendente resulta también la cantidad de fotos que han publicado miles de familias con su Bugaboo Cameleon, reflejando su life style, en todos los países del mundo. Y es que el Bugaboo Cameleon es el referente de estilo de los nuevos padres.

El Mito, un coche icónico por excelencia

Bugaboo, un clásico contemporáneo

Y hablando de estilos, pensamos en modas, en modas que son efímeras y que, en este caso, el paso del tiempo, que parece que siempre va en contra, también ha jugado a favor de este mítico coche de paseo, gracias a sus siempre innovadoras transformaciones, fieles a su esencia.

Hoy, 15 años después, podemos contemplar, vivir y disfrutar de la tercera generación del Bugaboo Cameleon, que Bugaboo celebra con la colección Classic+, que incorpora un nuevo color profundo, el gris melange, con la elegancia de la piel sintética en el asa de transporte.  

Unos materiales excepcionales para conmemorar el año del Bugaboo Cameleon, que Bugaboo ha bautizado como El Mito, un cochecito icónico que ha llegado a día de hoy siendo querido por miles de familias en todo el mundo.

Y para compartir nuestras aventuras y experiencias como padres y madres que reconocemos El Mito como "el todo en uno", que nos ha permitido una gran libertad de movimiento con nuestro bebé, ahora es posible unirse a la plataforma El Paseo Infinito, que se nutre de fotos e historias que compartimos los usuarios del Bugaboo Cameleon a través de la propia plataforma o vía Twitter e Instagram con el hashtag #BugabooElMito.