Cómo ayudar a nuestros hijos a superar la ansiedad en exámenes

Cómo ayudar a los más pequeños a afrontar los nervios de los exámenes
Foto: ISTOCK Ampliar foto

Por mucho que se estudie y se prepare un examen es muy probable que a medida que se acerque la fecha, el alumno empiece a sentir ansiedad. "¿Lo habré preparado bien? ¿Habré hecho suficiente o podría haber dedicado más?"

A los padres les toca velar por que sus hijos reduzcan este estado de estrés y asegurarse de que llegan al examen relajados y que nada atora su mente para que demuestren todo lo que han aprendido. Para ello hay que saber crear un clima de paz y estar al lado de ellos durante el periodo de estudio. Estas son algunas técnicas que se pueden aplicar en casa.

Ansiedad en exámenes: cómo superarla 

En primer lugar, se ha de asegurar un buen ambiente de estudio en casa. Si el alumno prefiere quedarse en su cuarto preparándose un examen en lugar de ir a la biblioteca, habrá que procurar hacer el menor ruido posible para no distraerlo. También hay que entender que esta habitación es un espacio reservado y que no se debe interrumpir su concentración entrando y saliendo constantemente o acudiendo a hablar con él.

Los padres también deben procurar que el estudiante afronte este periodo con energías suficientes. Para ello se debe apostar por un hábito de vida saludable que asegure tanto una alimentación sana y unos horarios correctos de sueño. El menú que se ponga en la mesa debe estar lo más equilibrado posible en esta época para que el alumno tenga pilas recargadas y que gastar en la preparación de sus exámenes.

Previa YoutubeCargando el vídeo....

 

Motivación de cara a un examen

Los padres también se deben encargar de motivar a sus hijos de cara a un examen. Hacerles ver que pueden con todo por muchos conocimientos que haya que aprender seguro que se pueden conseguir estos objetivos siempre y cuando haya trabajo de por medio.

También se les puede recordar sus logros anteriormente. Si el estudiante aprobó un examen difícil con anterioridad, se le puede hacer ver que en esta ocasión no tiene por qué ser diferente y que son capaces de conseguirlo igualmente en esta ocasión. Eso sí, también habrá que recordarles la necesidad de esforzarse y dedicar tiempo a esta preparación.

El día antes del examen: aprende a concentrarte

Es en esta jornada cuando aparecen la mayoría de las dudas y miedos al repasar la preparación y sentir que igual no se sabe todo el temario también como él pensada. Sin embargo es el miedo el que provoca esta sensación, para evitar este sentimiento lo mejor es evadirse.

Sin olvidarse de un repaso al contenido del examen, que no una jornada de estudio, la misión este día es relajarse y evitar la ansiedad. No es posible aprender más de lo que se ha hecho hasta ahora por lo que no tiene ningún sentido darse un empacho de última hora. Si se ha preparado la prueba bien durante los días anteriores no hay nada que temer ante una tarde de relax.

Salir a pasear, hacer un poco de ejercicio, visitar a un familiar que viva cerca, preparar alguna receta en familia. Todas estas actividades contribuirán a evadirse al estudiante y a no sentir esta ansiedad de cara al examen. Este día la cena debe evitar platos que den lugar a una mala digestión durante la noche y por tanto se dificulte su descanso.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Las mujeres responden mejor al estrés

- Los 7 hábitos de las familias altamente efectivas

- 7 claves del éxito en la universidad

- 10 claves para ser una madre feliz

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies