Un grupo de amigos cercanos en la juventud asegura una vida adulta feliz

 

Un grupo de amigos cercanos en la juventud asegura una vida adulta feliz

Contador
Para los amigos, mejor la calidad que la cantidad
ISTOCK

Los amigos son esa familia con la que aunque no se comparta apellidos, se siente muy cerca. Ese grupo con el que uno se ríe, disfruta de la vida y encuentra un apoyo en los momentos más difíciles. El ser humano es social por naturaleza y por eso precisa de la relación con otros individuos para conseguir un pleno desarrollo. Y si faltaban datos que lo confirmasen, la Universidad de Virginia ofrece una muestra más de ello.

Tal y como se muestra en el estudio publicado en la revista Child Development mantener un grupo de amigos fuerte en la juventud, asegura una vida adulta más feliz. Los investigadores han encontrado una relación entre la salud mental y la calidad de estas relaciones con otros individuos del entorno de los adolescentes.

Calidad y no calidad

Los investigadores reunieron datos de 169 adolescentes y jóvenes. Las vidas de estos participantes fueron seguidas de cerca durante 10 años, desde los 15 hasta los 25 años. El objetivo era comprobar en qué medida su grupo de amigos influía en su desarrollo mental y en su estado de ánimo de cara al futuro. Para ello, todos estos individuos debían contestar a un cuestionario sobre sus amigos y sus sensaciones a nivel personal.

Los investigadores encontraron que algunas de las amistades eran de mucha calidad, lo que significaba que estos grupos estaban muy unidos entre sí. Estas personas tendían a brindarse apoyo mutuo y no se escondían secretos que pudieran perjudicar estas relaciones. Aquellos adolescentes que contaban con estas interacciones a los 15 años presentaban menos ansiedad social, más autoestima y parecían tener menos síntomas de depresión a los 25 que los demás voluntarios del estudio.

"Los estudiantes de secundaria con amigos de una calidad más alta tendían a mejorar en varios aspectos de la salud mental con el tiempo, mientras que los adolescentes que eran populares entre sus compañeros de educación secundaria podrían ser más propensos a la ansiedad social más adelante en la vida", explican los investigadores en una nota de prensa.

Por su parte, uno de los autores del estudio, Joseph Allen, lo explica de la siguiente manera: "Caerle bien a un grupo de mucha gente no puede sustituir la formación de amistades profundas y de apoyo. Y esas experiencias siguen con uno, más allá de lo que suceda después. A medida que la tecnología facilita cada vez más formar una red social de amigos superficiales, enfocar el tiempo y la atención en cultivar conexiones cercanas con menos individuos debe ser una prioridad".

Previa YoutubeCargando el vídeo....

Conservar los amigos

Dada la importancia de los amigos en el desarrollo de los adolescentes, cabe preguntarse cómo mantenerlos. La clave es paciencia y empatía. Estos son algunos consejos para afianzar este grupo a lo largo del tiempo:

1. Una llamada nunca viene mal. No esperes a que el teléfono suene, atrévete a llamarlos y sugerirles planes. Una mentalidad proactiva es de mucha ayuda para cuidar de las amistades.

2. Siempre atento. Como hemos dicho, un amigo supone un fuerte apoyo emocional. Por ello también nosotros deberemos serlo para los integrantes de este grupo, si notamos que un compañero tiene problemas, es importante hacerle saber que nosotros estamos ahí.

3. Paciencia. Nadie es perfecto y al igual que con nuestra pareja, si aceptamos a una persona como amigo lo hacemos entendiendo que tiene virtudes y defectos. No te enfades si en algún momento hace algo que te molesta, seguro hace mil más que te agraden.

4. Generosidad y entendimiento. No siempre se han de hacer los planes que a ti te gustan. Si en alguna ocasión el grupo opta por una actividad que no te termina de convencer, adáptate y encuentra motivos para divertirte pese a todo. La próxima vez te tocará a ti ser el que elija.

5. Confidencialidad. Al ser un apoyo emocional, no es de extrañar que un amigo se convierta en un banco en donde la otra persona deposite los secretos. Sin embargo, a nadie le gusta que se revelen sus intimidades, por ello respeta la decisión de mantener esto lejos del alcance de otros oídos.

Damián Montero

Te puede interesar:

- El desarrollo emocional de los niños

- El mejor amigo en la infancia

- 6 claves para caer bien y tener amigos

- La pandilla de amigos en la adolescencia

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies