Los jóvenes se independizan cada vez más tarde

Los jóvenes se independizan tarde. Mudanza, casa, salón
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

Ser capaces de valerse por sí mismos es el sueño de muchos jóvenes, que ven en la independencia económica de sus padres y, por lo tanto, en tener un hogar propio el camino para ser autónomos y madurar de una manera definitiva. Sin embargo, este sueño cada vez se cumple más tarde: los jóvenes españoles se van de casa de sus padres a los 28,9 años de media.

Así se puede observar en el informe de la oficina estadística comunitaria, Eurostat, del que se desprende que los jóvenes de España son de los europeos que más tardan en independizarse: la media de la Comunidad Europea es de 26,1 años.

Los españoles quedan, de este modo, muy lejos de sus vecinos de Suecia, Dinamarca y Finlandia, donde la media de edad para independizarse de su familia se sitúa, respectivamente, a los 19,6 años; los 21 y los 21,9 años. A estos países les siguen Holanda (23,5), Francia (23,6) y Alemania (23,9).

Los datos, que corresponden al año 2013, también muestran en qué países los jóvenes se independizan más tarde de casa de sus padres: en Croacia la edad media se sitúa en los 31,9 años, por delante de Eslovaquia (30,7), Malta (30,1), Italia (29,9), Grecia (29,3), Bulgaria (29,1) y Portugal (29).

Las mujeres dejan el hogar familiar antes

Si estos datos pueden resultar curiosos a la par que reveladores, más lo son los que se refieren a cuestiones de sexo: el estudio pone de relieve que en todos los Estados miembros las mujeres tienden a dejar el hogar familiar antes que los hombres.

Así por ejemplo, el informe de Eurostat asegura que la media de edad de las mujeres para independizarse económicamente se sitúa en los 27,9 años, mientras que los hombres lo hacen a los 29,8 años de media.

Niños en el marco de la Unión Europea

Por otro lado, Eurostat también ha facilitado la cifra de niños menores de 15 años en la Unión Europea: el 2014 se situó en el 15,6 por ciento sobre el conjunto de la población. Un porcentaje tres puntos inferior a la de 1994, lo que significa que en 20 años hay 10 millones de niños menos.

Por países, Irlanda es el Estado con una mayor proporción de niños (el 22% de la población), seguida de Francia (18,6%) y Reino Unido (17,6%). En el caso español, el país se sitúa algo por debajo de la media europea, con un 15,2 por ciento de niños.

Los Estados miembro que tienen menor tasa de niños son Alemania (13,1% de sus ciudadanos tienen menos de 15 años), Bulgaria (13,7%) e Italia (13,9%).

Finalmente, Eurostat ha elaborado proyecciones de población que aseguran que España será (junto con Eslovaquia, Portugal e Irlanda) uno de los países donde más va a reducirse la tasa de niños de aquí a 2050, pues pasará del 15,2% al 13,2%.

Ángela R. Bonachera

Te puede interesar:

- La familia tradicional en Europa

- Cuando los hijos se emancipan

- Adolescente en casa

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.