Prácticas universitarias, cómo encontrar la que más guste

Cómo tener éxito eligiendo las prácticas universitarias.
ISTOCK

No solo los niños vuelven al cole. Los jóvenes también retornan a la universidad y eso en algunos casos supone enfrentarse a la realización de prácticas curriculares en donde los estudiantes aprenden en un entorno real de trabajo. Sin embargo, cómo elegir una u otra opción. El abanico es amplio y no todas las que están disponibles se adaptan a las características que desea el alumno.

Elegir bien las prácticas curriculares y extracurricurrlares ayudarán a que este periodo sea aprovechado al máximo por parte del alumno. Para ello nada mejor que conocer las opciones que se ofrecen a los estudiantes para que puedan decantarse por aquella que más se adecue a sus necesidades académicas.

¿Dónde realizar las prácticas?

Los estudiantes pueden realizar prácticas tanto en empresas privadas u otros organismos y entidades externos de la universidad, en algunos casos también es posible pasar este periodo en los centros donde se desarrollan los estudios. En última instancia, el objetivo de las prácticas es tener una primera toma de contacto con el mundo laboral, ayudando a adquirir nuevas habilidades.

Si la intención del alumno es desarrollarse en alguna profesión, lo mejor es decantarse por unas prácticas en empresas donde puedan conocer las características de su futuro empleo. En estos casos los estudiantes pueden aprovecharse de los convenios que tienen las universidades con entidades o buscarlas por sus propios medios en aquellas compañías que sean de su agrado.

Por otro lado, si los alumnos desean enfocar su carrera a un espectro académico o de investigación universitaria puede optar por unirse a alguno de los departamentos de las universidades en los que participar colaborando con los trabajos que estén realizando. En cualquier caso, los alumnos también tendrán que diferenciar entre los dos tipos de prácticas que se encontrarán en la universidad:

- Curriculares. Pertenecientes a las actividades académicas del plan de estudios

- Extracurriculares. Aquellas que los estudiantes realizan con carácter voluntario durante su periodo de formación y no forman parte del plan de estudios. Pueden emplearse para buscar una mayor especialización.

Beneficios de la formación práctica

La formación práctica en los universitarios tiene grandes beneficios. Desenvolverse en una ambiente real ayuda al estudiante a saber qué se encontrará una vez que se sumerja en el mercado laboral. Concretamente, estos expertos señalan las siguientes consecuencias positivas:

1. Mejora del currículum en el campo más importante de todos: la experiencia.

2. Las prácticas son un aprendizaje mejor que cualquier libro.

3. Ampliación de la red de contactos.

4. Mejor adaptación al mercado de trabajo.

5. Refuerzo de la autoestima.

6. Mayor posibilidad de contratación de cara al futuro.

7. Se puede comprobar si la salida laboral elegida es la que realmente quiere el estudiante.

Damián Montero

Te puede interesar:

Primer empleo: espabilados con título

- Las aptitudes y habilidades, claves para elegir carrera universitaria

- El 25% de los universitarios aspira a ser funcionario

- El 30% de los universitarios cambia o abandona la carrera

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies