Primer empleo: espabilados con título

Primer empleo para los jóvenes
Foto: ISTOCK Ampliar foto
correo

¿Qué requisitos debe reunir todo joven para acceder al mercado laboral? Poseer una completa formación académica, tener iniciativa, capaz de comunicarse con los demás y saber trabajar en equipo. Y es que, los trabajadores perfectos que actualmente demandan las empresas, son "jóvenes espabilados y con título", entendiéndose por espabilado aquel en el que confluyen todas estas características.

La formación académica es importante

El estudiante, en sus años de preparación, debe estudiar, sacar buenas notas, tener un buen expediente. De poco sirve demostrar un cierto espabilamiento, pero haber aprobado por los pelos los cursos universitarios o de formación profesional. Este perfil de joven podrá ser calificado como de "listillo". Por otra parte, el que tiene un buen expediente, pero no se ha formado en una serie de habilidades personales, tampoco accederá con éxito al mercado laboral.

Según las conclusiones de unas jornadas sobre Competencias Personales y Mercado de Trabajo de la Universidad de Cantabria, en Laredo, el trabajador perfecto que actualmente demanda las empresas debe poseer una completa formación académica y ser "espabilado".

Principales competencias profesionales de todo universitario

A menudo, candidatos con un brillante currículum académico carecen de las mínimas habilidades imprescindibles para desarrollar su carrera profesional en la vida real: escribir, hablar en público, trabajar en equipo, gestionar el tiempo, organizar un proyecto, liderar una reunión, aprender de los errores, tener sentido de misión, etc.

Un estudio del Centro de Alto Rendimiento de Accenture, señala las principales competencias y habilidades profesionales en las que se debe ir formando todo universitario, para llegar con más preparación al mundo laboral, si bien es cierto que la mayoría de éstas se adquieren en la empresa o profesión:

1. Formación académica y conocimiento de idiomas.
2. Capacidad de organizar, planificar, saber administrar el tiempo.
3. Buena expresión oral y escrita en la propia lengua.
4. Manejo del ordenador.
5. Habilidad para trabajar de forma autónoma y tomar decisiones.
6. Saber trabajar en equipo y relacionarse con otros.
7. Potencial de liderazgo, capacidad para influir y motivar a otros.
8. Habilidades de comunicación.
9. Capacidad de análisis, crítica y síntesis.
10. Curiosidad, habilidades de búsqueda y gestión de información.
11. Capacidad de adaptarse a nuevas situaciones, flexibilidad.
12. Capacidad de generar nuevas ideas, creatividad e innovación.
13. Iniciativa y espíritu emprendedor.
14. Preocupación por la calidad, por hacer las cosas bien.
15. Capacidad de negociación, saber convencer y aceptar otros puntos de vista.
16. Motivación, entusiasmo, ganas de aprender.

Habilidades personales, tan necesarias como la preparación académica

Alex Herrera, Director de Career Services del IESE Business School, explica lo importante que es para los jóvenes aprender a desarrollar y poner en práctica una serie de habilidades personales, tan necesarias en un puesto de trabajo como la preparación académica.

Las habilidades personales no son innatas, se adquieren con una formación adecuada, independientemente del temperamento y carácter de cada uno. Además, deben hacerse visibles en la entrevista de trabajo.

- Capacidad de comunicación. Ser capaz de transmitir las ideas a los demás, al equipo. Ser listo no basta; hay que aprender a poner en común las aportaciones personales, con humildad, que no significa inseguridad. La comunicación también incluye saber y tener la audacia de preguntar lo que no se ha entendido sobre cualquier aspecto laboral.
- Escuchar las aportaciones del equipo. Desarrollar la capacidad de escucha y comprensión para mejorar el trato con el personal del departamento.
- Agilidad mental. Se refiere a la capacidad y disposición de aprendizaje, no a que se hagan mejor o peor las tareas.
- Vocación de servicio. Estar dispuestos a dar, trabajar con esfuerzo, recibir sugerencias, admitir los errores.

Poco preparados para el trabajo práctico

El estudio de Accenture analiza asimismo, los motivos por los cuales los jóvenes licenciados acceden al mundo laboral carentes de la mayoría de estas habilidades profesionales y personales que se requieren en todo trabajo:

- Una cultura cada vez más permisiva donde se refuerza menos el esfuerzo y la orientación al logro.
- Una sociedad "del conocimiento" poco reflexiva y orientada hacia lo audiovisual, donde la lectura ha quedado relegada los juegos de ordenador, Internet, la TV, etc.
- Una cultura proteccionista con los jóvenes en cuanto a la autonomía, la iniciativa y el espíritu emprendedor.
- Unos métodos de enseñanza que tienen que favorecer más el autoaprendizaje, la participación y el desarrollo de habilidades profesionales, clave como hablar en público, trabajar en equipo, tomar decisiones o influenciar a los demás.
- La falta de diseño, estructura, compromiso y responsabilidad en las prácticas en empresas.

Más confort y menos trabajo

Hoy en día, hay mucho joven víctima de la generación del poco esfuerzo. Cuando acceden al mercado laboral, exigen más de lo que pueden aportar y demandan confort, tiempo libre y un buen sueldo. "Un joven que entra en una empresa exigiendo más que ofreciendo, es un joven viejo. Cada demanda y necesidad tiene su momento. En esta primera etapa de inclusión al mundo laboral, todo joven tiene que demostrar su capacidad de esfuerzo", asegura Alex Herrera.

Factores de éxito profesional entre los jóvenes

Son muchos los factores que influyen en el éxito del trabajo profesional como venimos mencionando en este artículo, pero para los expertos se resumen en dos: la responsabilidad y el gusto por la tarea. A la responsabilidad, se suma el deseo de progreso, capacitación y las buenas relaciones con los compañeros y superiores. En opinión de los responsables de Recursos Humanos, el entusiasmo y la capacidad de integrarse en el equipo (adaptación, relación y querer hacer las cosas bien) son las competencias más valoradas en la selección de candidatos, por encima de elementos más instrumentales (informática, idiomas) o más sofisticados (negociación, autonomía, liderazgo) que se suponen desarrollables en el futuro.

Alex Herrera, del IESE Business School, expone una serie de requisitos imprescindibles que debe adquirir todo joven si quiere tener éxito profesional:

- Concentrarse en hacer bien la carrera, estudios universitarios o ciclos de Formación Profesional. Este es el principal mensaje. Penaliza en el currículo dejar asignaturas pendientes. Un esfuerzo en los estudios avala un esfuerzo en el trabajo.
- Prácticas en verano. Si se tiene la suerte de ir bien con los estudios, las prácticas en empresas trasmite valores positivos, ganas de adquirir experiencia laboral.
- Desarrollar habilidades relacionales en el trabajo. Las prácticas en empresas, además, dan la oportunidad de relacionarnos con otras personas distintas a los compañeros de universidad y así, ganar en habilidades para convivir o trabajar con todo tipo de gente.
- El inglés es fundamental. Hacer prácticas o comenzar a trabajar en un entorno internacional, prestigia al joven. Si el nivel de inglés es pobre, es vital realizar un curso en el extranjero, aprender y estudiar idiomas.
- Saber estar. En las primeras experiencias profesionales, el joven debe asumir órdenes con paciencia, sentido positivo; debe ejercitar su capacidad de escucha; no puede quejarse continuamente y también, tienen que cuidar su presencia personal mediante el vestido, higiene y maneras.

De todo se aprende. El joven no debe despreciar las aparentes tareas básicas, sencillas y mecánicas que le mandan realizar en un primer puesto de trabajo o prácticas. De abajo a arriba se adquiere más conocimiento empresarial. En estos primeros encargos laborales sencillos, podrá demostrar también sus habilidades, conocimientos y sus dotes de espabilamiento.

Alejandra Márquez

Te puede interesar:

- Las aptitudes y habilidades, claves para elegir carrera universitaria

- 9 consejos para gestionar emocionalmente una entrevista de trabajo

- El 25% de los universitarios aspira a ser funcionario

- El 30% de los universitarios cambia o abandona la carrera

- Trabajar como autónomo: ventajas e inconvenientes

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.