Cómo superar el miedo al compromiso en la relación de pareja

Contador

Supera el miedo al compromiso
ISTOCK

Hoy en día nos encontramos con una cierta mentalidad que lleva a asegurar, en primer lugar, cuestiones de tipo laboral, vivienda, etc., antes de iniciar o estabilizar un noviazgo previo al matrimonio, o antes de aventurarse fuera del calor familiar.

Para cualquier decisión importante en la vida hace falta asumir ciertas responsabilidades presentes y futuras, es decir, comprometerse. De entrada, los jóvenes se encuentran con una cierta desconfianza e incertidumbre ante el futuro, por lo que se intenta afanosamente asegurar el porvenir a toda costa.

El matrimonio aparece en un horizonte más o menos lejano, así como el proceso previo: el noviazgo. "No tengo prisa" o "prefiero tener todo resuelto" son las frases que se oyen con cierta frecuencia cuando charlan varios amigos, comentando su futuro. Sin embargo, la vida está llena de problemas, grandes y pequeños, y lo cierto es que cuando los comienzos han sido difíciles, luego los pequeños encontronazos no hacen mella, pues es fácil relativizarlos. Sin embargo, cuando se pretende tener todos los cabos atados, y comenzar una vida plácida, puede ocurrir que un pequeño problema eche todo por la borda al faltar la perspectiva necesaria.

Un buen noviazgo: esencial para perder el miedo al compromiso

Además, no se puede confiar en que, cuando se encuentre a la persona adecuada, todo vaya a fluir perfectamente y serán muy felices. Hay que contar con que, para enamorarse y para querer a otro, es necesario eliminar barreras y condiciones. Por eso, un noviazgo en el que uno y otro se centran en evaluarse y no en abrirse al otro y confiar, es bastante probable que no llegue muy lejos.

No es extraño que haya personas que, en cuanto conocen a alguien de su interés, la apabullen con preguntas o provoquen situaciones que les permita evaluar de inmediato si es la persona más idónea o no. Y es que quien presenta esta actitud en realidad no está buscando a quién hacer feliz, sino a quién le haga feliz... algo que va contra la esencia misma del amor, que es poner al otro en el centro de nuestra vida. Aferrarse a uno mismo no permite ni un verdadero compromiso ni una entrega.

Ideas para superar el miedo al compromiso

Con tanto pesimismo sobrevolando el tema del compromiso, es hora de hablar en serio de las metas que nuestros jóvenes quieren alcanzar en su vida. Muchos tal vez ni se las hayan planteado, y otros tantos no saben ni por dónde tirar.

1. El esfuerzo. Es en estas edades cuando los padres han de hablarles de esfuerzo por sacar un proyecto de vida adelante, de amar de verdad; nos sólo con los sentimientos, sino también con la razón; toca ayudarles a madurar para que sean capaces de poner en orden sus prioridades, y animarles a ser audaces.

2. La madurez. Los jòvenes deben saber que mucho de lo bueno que consigan a lo largo de su vida se deberá en gran parte a su esfuerzo. Y ahora que es cuando han de dar los primeros pasos a la edad adulta. Para quitarse ese miedo al compromiso es necesario tener claro ciertos objetivos de cara al futuro. No es sencillo, y seguramente muchos jóvenes caerán del guindo ellos solos.

3. Formar una familia. También hemos de hablarles de los beneficios y alegrías que da el formar una familia, y que malos momentos van a haber, pero que han de ser conscientes de ello para saber que han de buscar una solución cuando se presenten.

4. Un buen noviazgo. Fomentemos en ellos el que quieran conocer de verdad a su novio/a, es decir, que la comunicación sea fructífera en el noviazgo, que hablar sea lo más importante, pues es el arma más eficaz para conocerse mutuamente.

Teresa Pereda

También te puede interesar:

10 consejos para vivir un buen noviazgo

Diez mitos sobre el matrimonio

- Los 7 secretos de un amor duradero

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.