8 consejos de la DGT para viajar seguro con niños

 

8 consejos de la DGT para viajar seguro con niños

Precaciones en la operaicón salida de vacaciones
Foto: ISTOCK Ampliar foto

Comienza la segunda Operación Salida de las vacaciones de verano, con todos los sistemas de prevención y seguridad activados para evitar accidentes. Y es que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) los accidentes de tráfico son uno de los problemas de salud pública más importantes del mundo: cada año, mueren en las carreteras cerca de 1,25 millones de personas. Concretamente, en España se dejaron la vida en las carreteras el año pasado 1.126 personas, 20 de ellas menores de 14 años.

8 recomendaciones de la DGT para viajar seguro

Entre los factores que pueden influir en un accidente destacan el propio vehículo, la vía por la que circulamos y el factor humano, entre otros. Estas son los 8 consejos de la DGT para viajar seguro:  

1.   Llevar el coche al taller con antelación al viaje para evitar averías durante el viaje o un mal funcionamiento mecánico.

2.   Planificar la ruta del viaje. Elegir posibles alternativas o rutas y programar la hora de salida y llegada teniendo en cuenta los descansos.

3.   Usar los elementos de seguridad pasiva: cinturón y casco, en vehículos de dos ruedas, así como ropa y calzado adecuado aunque haga calor para una máxima protección.

Previa YoutubeCargando el vídeo....

4.   Evitar usar el móvil durante la conducción. La conectividad a cualquier aparato emisor o receptor provoca distracción y desatención en los mandos del vehículo.

5.   Utilizar los Sistemas de retención infantil (SRI) siempre para los niños y en relación a su talla y peso, al menos hasta 1,35 m de altura. Los más pequeños deben ir en sentido contrario a la marcha teniendo en cuenta la desactivación del dispositivo del airbag. En cuanto al transporte de mascotas, lo suyo es que vayan en un transportín y si son grandes pueden ir en el maletero, siempre visibles y separados por un rejilla.

6.   Realizar paradas cada dos horas o 200 kilómetros. El cansancio durante la conducción provoca fatiga y sueño. Aprovechar esa parada durante el camino para estirar las piernas y reponer fuerzas.

7.   Para viajes al extranjero, con nuestro vehículo, es conveniente informarse del tipo de permiso de conducir adecuado así como si debe obtenerse alguna documentación adicional. De paso, no está nada más conocer algunas de las normas básicas de circulación país de destino para evitar confusión.

8.   Circular con extrema precaución por carreteras secundarias. Dos de cada tres fallecidos en accidentes se producen en carreteras secundarias. Adapta la conducción a las características de estas vías, presta especial atención a los adelantamientos y ante peatones que vayan caminando por la calzada, sobre todo entre el amanecer y atardecer al ser éstos menos visibles.

Seguridad en los viajes con niños

Para viajar con tu familia de manera segura en vacaciones, consulta la Guía para Padres sobre la Prevención de lesiones no intencionadas en la edad infantil, publicada por el Comité de Seguridad y Prevención de Lesiones Infantiles de la Asociación Española de Pediatría y la Fundación Mapfre.

Entre las recomendaciones básicas, expertos de la AEP recuerdan que "debemos dar ejemplo nuestros hijos poniéndote siempre el cinturón de seguridad y cumpliendo las normas de circulación". Y además, "si tenemos que parar por cualquier motivo, nunca debemos dejar solos a los niños dentro del coche, porque el interior del vehículo puede llegar a alcanzar temperaturas muy elevadas en verano", amplía la Dra. María Jesús Esparza, pediatra de AP y coordinadora de la "Guía para Padres".

Sistemas de retención infantil SRI

Diversos estudios revelan que el uso correcto de los sistemas de retención infantil en el automóvil podría reducir un 75% la mortalidad y hasta un 90% la cifra de lesiones graves en caso de accidentes. Sin embargo, los SRI sólo están vigentes en 52 países del mundo, que cubren apenas al 17% de la población mundial.

Según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), en el año 2015 cuatro de los 13 niños menores de 12 años muertos en accidentes de tráfico no llevaban ningún sistema de retención en el coche. Por eso, los especialistas siguen insistiendo en la importancia de proteger a los menores en los viajes (también en desplazamientos cortos, habituales en verano) para lograr reducir a cero esta cifra.

Es importante, además, acudir a un establecimiento oficial para probar y aprender a colocar el sistema de retención infantil homologado en el vehículo, porque una sillita mal colocada multiplica por cuatro el riesgo de lesiones en caso de accidente.

¿Qué sillita debemos usar según el peso y talla del niño?

Sistemas de retención infantil

Desde octubre de 2015, la nueva legislación de la DGT obliga a llevar a los niños en los asientos traseros (no en el asiento del copiloto como anteriormente), hasta que alcancen una estatura de 1,35 metros. Las únicas excepciones a esta norma son los vehículos biplaza o cuando los asientos de atrás ya estén ocupados por otros niños en sillita. En taxi, pueden viajar sin sistema de retención sólo en los desplazamientos dentro del núcleo urbano y siempre en los asientos traseros.

Además, se recomienda que los niños viajen en el sentido contrario a la marcha mientras sea posible, porque se ha demostrado que esta posición reduce las lesiones gracias a la protección que ofrece para la cabeza y el cuello.

Los sistemas de retención son básicamente cuatro:

1.   Grupo 0 y 0+: recién nacidos hasta 13 kg aproximadamente. Pueden usarse hasta los 18 meses aproximadamente y se deben colocar siempre en el sentido contrario a la marcha para proteger cabeza, cuello y columna (por el tamaño de la cabeza y la fragilidad de su columna, estas zonas del cuerpo son las más vulnerables en los niños de 0 a 2 años).

2.   Grupo 1: de 9 a 18 kg aproximadamente (de 1 a 4 años más o menos). Estas sillas se fijan al asiento del vehículo mediante el cinturón de seguridad o sistema Isofix. Es importante que el menor no saque los brazos por encima de sus arneses para que no pierda efectividad.

3.   Grupo 2 y 3: de 15 a 36 kg aproximadamente. Se trata de cojines y asientos elevadores pensados para niños de 4 a 12 años, que son demasiado grandes ya para las sillitas, pero pequeños aún para el cinturón de seguridad. Funcionan elevando al pequeño a la altura necesaria para que pueda usar con seguridad el cinturón del propio automóvil.

4.   A partir de 135 cm (mayores de 12 años): los menores con una estatura superior o igual a 135 cm pueden usar el cinturón de seguridad, aunque la DGT recomienda que hasta los 150 cm sigan empleando sistemas de retención del grupo 2 o 3.

Marina Berrio

Te puede interesar:

- Consejos para viajar seguro con lluvia

- Cinco sillas de coche grupo 1, 2 y 3 para viajar con tu hijo

Viaja con tu familia de manera segura en vacaciones

- Cinco sillas de coche grupo 0 para viajar con tu bebé

Tipos de sillas de coche para niños

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies