Cómo usar correctamente las sillas de seguridad infantil

Utilización correcta de los SRI
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

Los sistemas de retención infantil son os dispositivos fabricados para los coches en forma de silla o elevadores que permiten garantizar la seguridad de los niños en la carretera. Los avances experimentados en este campo en los últimos años han sido notables, de manera que se ha conseguido que al menos el 95 por ciento de los padres en España usen estas sillas de protección en los coches para los niños.

Esta elevada cifra se debe en parte a las influencias que el modelo de Suecia, país líder en sistemas de retención infantil SRI por los exitosos resultados de sus dispositivos, han tenido en el resto de países europeos. En la convención realizada por la fundación Pons y Aesleme se habló de las característica propias de este modelo, de sus diferencias respecto a los del resto de países y de una serie de técnicas que deben de tenerse en cuenta a la hora de utilizar los SRI, como son las siguientes:

Consejos básicos para la correcta utilización del SRI

1.  Consultar el manual. Para instalar correctamente el dispositivo SRI y garantizar su eficacia es imprescindible consultar el manual de usuario del vehículo y el del SRI, ya que algunos sistemas son incompatibles.

2.  Desactivar el airbag del copiloto. Cuando se utilicen los SRI o sillas de seguridad infantil en sentido contrario a la marcha como aconseja el modelo sueco para los niños menores de cuatro años, es muy importante desactivar el airbag ya que el objetivo de ir en contra de la marcha es evitar que el niño salga disparado hacia el punto de impacto, pero el efecto del airbag le empujaría hacia el sillón. Los airbags laterales y de techo no afectan a los SRI.

3.  Respetar el peso y/o la altura de las sillas. Los menores de cuatro años que viajen en sillas de coche instaladas en sentido contrario a la marcha deberán respetar los límites de peso y altura de las mismas, y en el caso de que el crecimiento del niño los supere, deberá cambiarse de dispositivo.

4.  Usar SRI hasta los 1,50 cm. Aunque se permite que los menores de 12 años con estatura igual o superior a 135 cm utilicen los cinturones de seguridad del vehículo, se recomienda el uso de SRI hasta que los niños hayan alcanzado 150 cm.

5.  Cambiar el dispositivo. Cuando la cabeza del niño sobresalga por encima del respaldo de la silla de seguridad de coche, será necesario cambiarlo y pasar a otro grupo de dispositivos superior.

6.  Situar el SRI en la plaza central del vehículo. Se minimiza en un 90% el riesgo de impacto directo en la cabeza ya que en caso de accidente el niño será retenido por la silla de coche y por el cinturón de seguridad sin que choque con los asientos delanteros como ocurriría si situamos el sistema de retención infantil en los laterales.

7.  Evitar la ropa voluminosa. Los chaquetones gruesos y con mucho volumen dificulta el correcto ajuste de los arneses o del cinturón de seguridad. El ajuste perfecto de estos depende también de que no estén retorcidos ni doblados.

8.  Al usar asientos elevadores o cojines, la banda horizontal debe apoyar sobre la parte baja de la cadera o la parte alta de los muslos. La banda diagonal debe apoyar sobre la clavícula, a mitad de camino entre el cuello y el hombro.

9.  Cambiar el SRI a los 10 años de uso. Los materiales y componentes de la silla de seguridad infantil pierden sus propiedades con el tiempo y no garantizan la seguridad del ocupante.

Ana Vázquez Recio

Asesoramiento: Cristina Barroso, consultora de Sistemas de Retención Infantil SRI

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies