5 claves para mantener el bronceado después del verano

Cómo mantener el bronceado
ISTOCK

El verano llega a su fin y con él las vacaciones. Los días de playa y las tardes de piscina a la bartola es ya cosa del pasado y cuando, por fin, puedes presumir de piel dorada toca volver a la oficina. Si no quieres que con la caída de las primeras hojas tu bronceado desaparezca, anota estos tips y a lucir moreno en otoño.

5 claves para lucir tu bronceado en otoño

1.    Constancia y exfoliación. La eliminación de células muertas es un paso clave para que la piel adquiera un bronceado más rápido y uniforme. Del mismo modo, esto nos ayuda a que la piel se mantenga libre de impurezas y su posterior hidratación sea mucho más eficaz. Esta regeneración celular no solo hará que los rayos de sol doren nuestro cuerpo de manera más rápida, sino que además la piel recuperará su brillo y elasticidad.

Finalizado el verano, la exfoliación corporal y facial retira todos los restos piel muerta que, en ocasiones, se traduce en pequeñas ronchas o en un aspecto descuidado del cuerpo. Por esto es tan importante ser constante en la exfoliación, introduciéndolo en nuestra rutina de belleza. Con repetir el proceso 1 o 2 veces en semana, será suficiente para que la piel luzca un aspecto más radiante.

2.    Hidratación diaria. De nada vale ser constante en el paso anterior si no va seguido de una hidratación profunda. Hidratar la piel a diario permite que esta se mantenga equilibrada en lo que a sus niveles de agua y nutrientes se refiere, manteniendo así la piel elástica y luminosa.

Llegar de la playa, retirar los restos de arena en la ducha y embadurnar el cuerpo en aftersun es uno de los mayores placeres del verano, un placer que si mantienes también en otoño hará que tu bronceado se mantenga durante más tiempo y recuperarás tu piel tras el verano.

3.    Una ayuda extra. No todas las personas adquieren el mismo tono de piel en verano, tampoco lo consiguen con la misma rapidez. Para quienes se ven más limitados a la hora de broncearse durante el verano siempre podrán recurrir a los nutricosméticos para dar el empujón que necesitan sus melanocitos. Estas cápsulas permiten que la piel adquiera un bronceado sano y rápido, activando de forma natural la acción de los melanocitos. De esta forma, consigue acelelar el tono de la piel sin llegar a ser peligroso para la misma.

La nutricosmética debe ir acompañada de una buena protección solar y medidas adecuadas a la hora de exponer el cuerpo a los rayos solares, evitando siempre las exposiciones en las horas comprendidas entre las 12:00h y las 17:00h. Una de las principales características de este tipo de productos es la homogeneidad del bronceado, ya que evita la aparición de manchas en la piel o un aspecto insano de la misma.

4.    No protección, no sol. Aunque nos encante lucir un tono dorado sobre la piel, debemos conseguirlo de forma sana y consciente. Es decir, no podemos pisar la arena sin haber echado el protector solar en el bolso. Aunque existe la creencia sobre que el uso de protectores solares limita el bronceado, esto no es cierto. Tomar el sol protegido permite que la piel adquiere un tono moreno de forma natural y progresiva. Las prisas nunca fueron buenas, tampoco en belleza. Además, ayudará a que el bronceado se prolongue durante más tiempo.

5.    Cuida tu alimentación y cuidarás tu bronceado. Por todos es sabido el poder de la zanahoria para conseguir broncear la piel, pero no es el único. Todos aquellos alimentos ricos en betacarotenos serán tus aliados para que tu bronceado permanezca durante más tiempo, como son los albaricoques, la sandía o las fresas. Este antioxidante se deposita sobre las células adiposas, poniendo a funcionar a los melanocitos sin descanso.

Otro gran aliado para tu piel y que encontrarás en tu cocina son aquellos alimentos ricos en vitamina E, como es el aceite de oliva, las avellanas, cacahuetes o incluso el gran alimento de moda: el aguacate. También la vitamina C protege a la piel de los efectos adversos del sol, gracias a que estimula la flexibilidad de la piel y minimiza los radicales libres generados en la piel por los rayos de sol.

Para lucir un bronceado bonito la protección es el primer paso y la constancia y el cuidado la clave para prolongarlo en el tiempo.

Carmen Díaz. Directora del centro de estética Germaine Goya.

Te puede interesar:

5 consejos para recuperar la piel tras el verano

3 looks que ayudan a lucir tu bronceado después de vacaciones

Prepara tu piel para broncearte de forma rápida y eficaz

- 10 claves para cuidar tu piel en verano y protegerla del sol

Contador
Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.