España, el segundo país de Europa con madres primerizas de mayor edad

Las mujeres españolas posponen la decisión de ser madres por primera vez.
ISTOCK

La maternidad en España se encuentra en una situación delicada. El número de nacimientos está descendiendo y las madres cada vez posponen más la decisión de tener un niño. De hecho, este país cuenta con las segundas primerizas más longevas de la Unión Europea.

Así se desprende de los datos que ofrece el informe Eurostat en donde se expone la situación de la maternidad en España en 2016. Resultados que no solo muestran que este país queda por debajo de la media de nacimientos en Europa sino que las primerizas de este territorio son de las de mayor edad, tan solo superadas por Italia.

Madres a partir de los 30

¿A qué edad tienen las madres españolas su primer hijo? Los datos del Eurostat señalan que la media es de 30,8 años. Un dato sólo superado por Italia en donde las primerizas giran en torno a los 31 años. Este peculiar podio lo completa Luxemburgo, 30,5 años. También hay que destacar que casi el 7% de las mujeres de este país son madres por primera vez a partir de los 40 años.

Esta situación complica la llegada de un segundo hijo. Así también se demuestra de los números del Eurostat. Mientras que la media de nacimientos en Europa es de 1,6 niños, en España es de 1,34. Un contexto que ni siquiera garantiza el relevo generacional, es decir, 2 niños por pareja para poder sustituir a sus padres una vez que estos fallezcan.

En el otro lado de la mesa se encuentran países como Rumanía en donde la media de edad de las primerizas es de 26,4 años, o Letonia, con 26,8 años. En cuanto a los países que superan la media de nacimientos de la Unión Europea, Francia con 1,92 hijos, o Suecia, 1.85, e Irlanda, 1,81.

Más primerizas a partir de los 35 años

Los datos que ofrece la Sociedad Española de Fertilidad, SEF, en su último congreso también señala el aumento de las madres primerizas a partir de los 35 años. En concreto el 70% de las mujeres de estas edades todavía no han tenido a su primer hijo. Una situación que reduce la fertilidad y la posibilidad de tener un segundo hijo.

Entre los riesgos que se presentan para las mujeres que son madres a partir de los 35 años, cabe destacar:

- Mayor riesgo de complicaciones en el embarazo y aumentan las posibilidades de un parto por cesárea.

- Mayor posibilidad de que se produzcan problemas en la placenta dando lugar a graves hemorragias durante el parto que pueden poner en peligro a la madre y al bebé.

- Aumento de posibilidades de que el bebé nazca con un peso menor del que le corresponde.

- Mayor probabilidad de que el bebé nazca con desórdenes genéticos.

Damián Montero

Te puede interesar:

- La maternidad se retrasa 3,6 años de media

- Claves para evitar el descenso de la natalidad

- Estos son los países de Europa con más niños

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.