Cómo compaginar la maternidad y el éxito profesional

Cómo ser madre y mujer de éxito
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

La maternidad es una labor que nos apasiona y de la que disfrutamos más que de cualquier otra labor. Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones ser madre implica un cambio, si no radical, sí muy importante en nuestras vidas. Son muchas las cosas que cambian y sobre todo nuestras prioridades. Aparece una nueva prioridad que está por encima de todo, incluso de una misma: nuestros hijos.

Los hijos pasan a ocupar el lugar central de la vida de las madres y las demandas que requieren la educación y cuidados de nuestros hijos hacen que en ocasiones sea muy complicado enfrentarse a la maternidad y continuar la vida como mujer con éxito.

La maternidad de la mujer actual

La maternidad es parte de la vida de muchas mujeres, constituyendo una de las experiencias más bonitas y fascinantes. Sin embargo, esta maternidad es solo una faceta más de la vida de una mujer. Aunque ésta sea la faceta más importante, el papel de la mujer en la sociedad moderna, por suerte, no queda reducido a su faceta de madre.

Las mujeres de hoy en día no solo somos madres, y parejas de alguien; ahora las mujeres son muchas más cosas. La mujer de hoy en día es una profesional que trabaja para mantener a su familia junto o no con su pareja; es una madre que cría y cuida de sus hijos, una mujer a la cual le gusta sentirse atractiva, que atiende a una relación de pareja sana, que trata de mantener sus hobbies y cultivarse. Ser una persona que mantiene su vida social y que trata de cuidar su bienestar emocional y familiar.

Enfrentarse a la maternidad en la sociedad moderna puede suponer un reto complicado para muchas mujeres, ya que continuar con la vida como mujer con éxito laboral y enfrentarse a la maternidad a la vez puede resultar muy complicado.

8 consejos para compaginar maternidad y vida profesional

En cualquier caso, hasta que la igualdad sea una realidad objetiva, podemos luchar por una verdadera conciliación, lograr disfrutar de la maternidad, y mantener nuestras facetas como mujer y nuestro éxito profesional. Veamos cómo podemos enfrentarnos a la maternidad y continuar nuestra vida como mujer con éxito.

1.   Cambia tu mentalidad y la de tu familia. El cuidado de los hijos es cosa de todos, no es necesario que como mujer renuncies a facetas de tu vida. Una buena madre no tiene por qué renunciar a su éxito personal y laboral.
2.   El cuidado de los hijos es cosa de la pareja. Organiza y planifica un horario en consenso para que ambos podáis combinar vuestras vidas con la crianza del niño.
3.   Disfruta de tu maternidad, pero cultiva otras facetas de tu vida. Dedícate tiempo a ti misma, como mujer y como persona.
4.   No renuncies a tu carrera profesional. Solicita las ayudas que necesites y compagínalas con tus necesidades. Existen diferentes opciones. Se trata de escoger la que mejor se adapte a tus necesidades. Flexibilidad horaria, reducción de jornada, tiempo de baja por maternidad, trabajar desde casa* son algunas de las opciones. La clave está en elegir la que te permita compaginar la labor de madre con la profesional.
5.   No dudes en pedir ayuda a otros familiares. Confía en ellos para apoyarte.
6.   Procura mantener tus hábitos y hacer aquellas cosas que te gustan y con las que disfrutas. Si cuidas tu bienestar podrás desempeñar mejor tus funciones profesionales y maternas.
7.   Crea un clima familiar distendido y positivo donde la familia no se convierta en una carga sino en un remanso de paz, donde haya espacio para la distensión, relajación, cohesión, amor y disfrute.
8.   No renuncies a ti misma. Para enfrentarte a la maternidad con éxito es importante que sigas siendo tu misma.

Controversias de la maternidad

La maternidad es una experiencia única y apasionante, pero para muchas mujeres puede suponer renunciar a su carrera profesional y abandonar su estilo de vida como mujer con éxito. En este sentido la igualdad con el hombre es solo teórica, pero no real.

Son muchas las mujeres perciben la maternidad como un obstáculo en el ámbito laboral. Indudablemente, ser madre exige un esfuerzo y una dedicación adicional. Las posibilidades para conciliar el éxito laboral y el estilo de vida  con la maternidad son prácticamente nulas. En la mayoría de los casos las medidas ofrecidas suponen una renuncia consentida al éxito laboral, a cambio de supuestas ventajas para el cuidado de los hijos. Estos cambios suelen llevar consigo una modificación radical en el estilo de vida, dejando de ser profesionales y mujeres para convertirnos en madres, únicamente en madres.

La maternidad es cosa de las madres, pero tener un hijo no es solo cosa de mujeres. Es fundamental alcanzar una igualdad real que facilite la conciliación a las mujeres. Tener un hijo supone un cambio importante con muchas repercusiones. Aunque atender a los hijos sea la prioridad, es posible compaginarlo si aunamos esfuerzos y nos dedicamos a su crianza en pareja.

Celia Rodríguez Ruiz. Psicóloga clínica sanitaria. Especialista en pedagogía y psicología infantojuvenil. Directora de Educa y Aprende.
Autora de la colección Estimular los procesos de lectura y escritura.

También te puede interesar:

Tipos de madres: ¿con qué mamá te identificas?

10 claves para ser una madre feliz

El síndrome de la mala madre

Los grupos de WhatsApp de madres

Internet es el nuevo consultorio para madres

Vídeo: ¿por qué las madres nunca terminamos las tareas?

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.