Consejos para vestir bien con unos kilos de más

Trucos para vestir bien con unos kilos de más
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

Una famosa estilista decía "acepta tus kilos o reniega de ellos, pero no te vistas como si no los tuvieras". ¿Cuál es el error más común al vestir cuando nos sobran kilos?: ir apretadas, y no acabamos de entender que no funciona. Cuando nos sobran kilos no importa tanto parecer delgada como parecer proporcionada y tener un cuerpo armónico, aunque sea en otra escala.

Eso sólo se consigue engañando ópticamente y dejando a todos la duda de si debajo de ese blusón tan holgado habrá una cinturita de avispa o por el contrario, una buena cantidad de curvas que no son precisamente las de Marilyn.

La moda actual a base de blusones y vestidos túnica ayuda bastante, aunque a veces la ropa muy holgada también puede realizar el efecto contrario. Uno de los principales consejos para vestir bien con unos kilos de más es, si una prenda te gusta, piensa en coger una talla más.

Colores y estampados para disimular los kilos de más

1.   Evita los estampados enormes y que caigan sobre alguna parte crítica de tu cuerpo.
2.   Recuerda: tanto las rayas como los cortes verticales ayudan.
3.   Ir  monocolor o con colores de la misma gama estiliza.
4.   Aunque todas sabemos que el negro tiene efectos adelgazantes inmediatos, a veces otro color puede que no te haga tan delgada, pero te favorecerá más a la cara.

Partes de arriba para estilizar la figura

1.   Puedes llevar los hombros y el pecho entallados, pero el resto despegado, nunca marques la cintura.
2.   Los tops fruncidos abajo también disimulan, siempre que acaben bajo la cadera.
3.   En blazers, nunca solapas anchas, o botonaduras dobles o cruzadas.
4.   Si tienes mucho pecho, escotes en V o cuadrados, camisas masculinas abiertas, chaquetas con hombreras y tirantes anchos.

Faldas para vernos más delgadas

1.   El largo a la rodilla es lo mínimo. Tampoco hay que taparse hasta los pies. Aunque puedas tener las pantorrillas gorditas, puedes enseñarlas.
2.   El largo de la falda también es importante a la hora de sentarte, porque el muslo en su contacto con el asiento adopta proporciones desmesuradas.
3.   Con tripa olvida los frunces, pliegues, tablas..., o parecerás una mesa camilla.
4.   En cambio sí funcionan las faldas rectas o tipo folk (ajustadas en la tripa y con volantes a partir de la cadera), pero tapa luego la tripa, claro.
5.   Ponte faldas evasé, si tu punto flaco (nunca peor dicho) es el trasero.
6.   La cremallera siempre atrás o en un lado.

Vestidos estilosos que nunca fallan

1.   Si no tienes mucho pecho puede que el corte imperio te favorezca, siempre que tengas edad para ello.
2.   Los vestidos túnica, sin embargo, sientan bien a todas y disimulan bastante porque no entallan ninguna parte del cuerpo.
3.   Los vestidos envolventes son además muy elegantes.
4.   La línea trapecio o los cortes princesa también funcionan.

Pantalones para alargar la pierna

1.   Los pantalones rectos y finos son, en general, los más adecuados.
2.   Si eres alta puedes llevar pantalones más anchos a partir de la cadera, pero siempre con caída.
3.   Puedes llevar los pantalones un poco ajustados siempre que tapes el trasero.
4.   Para disimular el trasero, ponte ropa interior adecuada, incluso una faja, para que el glúteo no se sienta aprisionado por las gomas de la ropa interior.

Complementos que sientan bien

1.   El tacón alto estiliza, pero te sentará mejor si es ancho.
2.   Usa medias oscuras.
3.   El bolso acorde con tu nueva talla, no lleves bolsos pequeños que se pierdan en las anchuras.

Marina Echánove. Estilista y escritora
Autora del libro Tu estilo. Las claves de la elegancia, la feminidad y la distinción, de Editorial Palabra

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.