Tu piel en verano, ¿por qué necesita un extra de atención?

Cuidados extra para tu piel en verano
ISTOCK

El cuidado de nuestra piel es importante durante todo el año, pero sobre todo, en verano le debemos prestar más atención. En esta época del año, los rayos del sol, el cloro de la piscina, la sal del mar o el sudor afectan negativamente en la dermis.

Para que estos aspectos no afecten a la salud de nuestra piel, se le debe realizar un cuidado más específico. Carmen Díaz, experta en belleza y directora de Germaine Goya, asegura que "para evitar que estos aspectos sean nocivos para la salud de nuestra piel es necesario prestar especial atención a la hidratación, a la protección solar y al aporte de vitaminas y minerales".

La hidratación, un hábito fundamental para la belleza de la piel

Por todos es conocida la necesidad que tiene la piel de ser hidratada a diario. Esto se hace aún más importante en el periodo estival, ya que debido a la exposición de agentes externos tiende a secarse y por lo tanto, a perder su elasticidad. "Hay que hidratar la piel aunque uno no lo vea necesario. Usar crema hidratante ayudará a salvaguardarla, promoviendo su resistencia natural", aconseja la experta en belleza Carmen Díaz.

Beber diariamente entre 2 y 4 litros de agua es esencial para mantenerla sana, pero también es indispensable complementarlo con algún tratamiento de hidratación activa, ya que aportará un beneficio extra.

Regla básica: usar protección

Combatir los efectos nocivos del sol se convierte en la lucha continua de los días de verano. Es hábito indispensable del cual la sociedad tiene que estar cada vez más concienciada.

La piel está expuesta a los rayos ultravioletas y esto se traduce a una alteración de sus células que inmediatamente producen modificaciones en su crecimiento y apariencia. Esta exposición reduce la elasticidad de la piel, a la vez que la envejece.

Para evitar que los efectos del sol perjudiquen a la dermis y su tejido es importante que junto a los cuidados diarios que ya recibe, se incorpore uno más: la protección solar. Sus beneficios no sólo se limitan a evitar las quemaduras, sino a hidratar la piel, evitar su envejecimiento y la aparición de manchas así como impedir la aparición de cáncer.

Un plus: aportar un extra de vitaminas y antioxidantes

Recuperarse después de una larga exposición solar y controlar las posibles manchas en la piel, así como hidratarla y aumentar la producción de colágeno, son algunos de los aspectos de los que hay que estar especialmente atentos en verano. Carmen Díaz aconseja incorporar tratamientos que suministren a la piel un extra de vitaminas y antioxidantes en verano, como por ejemplo, cremas ricas en Vitamina C o que contengan activos antienvejecimiento.

Estos elementos darán a la piel un aporte básico y esencial en verano para mantenerla saludable y bonita. Las propiedades de las diferentes vitaminas y antioxidantes ayudan a la regeneración de la dermis, además de aportarle elasticidad, hidratación o luminosidad entre otros.

Carmen Díaz. Directora del centro Germaine Goya, centro Germaine de Capuccini en Madrid.

Te puede interesar:

- 6 consejos para proteger los ojos del sol

- 10 claves para cuidar tu piel en verano y protegerla del sol

- Cinco consejos para recuperar la piel tras el verano

- Los cinco grandes errores al cuidar nuestra piel

- Manchas en la cara, ¿cómo disimularlas?

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies