Prepara tu piel para broncearte de forma rápida y eficaz

Bronceado seguro: prepara tu piel
ISTOCK

Con la llegada de la primavera, la subida de temperaturas, las horas del día que se alargan... comienza la época de escapadas a la playa. Sol, mar y arena son una combinación perfecta para descansar y desconectar de la rutina diaria y además nos regala ese bronceado dorado que todos deseamos desde que asoma el primer rayo de sol.

No todas las personas adquieren el mismo tono de piel ni con la misma rapidez, no obstante, existen unas nociones básicas que permiten que conseguir el tono de piel deseado sea más fácil y, sobre todo, su duración en la piel sea mayor.

Cómo broncearte paso a paso de forma rápida y eficaz

Primer paso: exfoliación
Acabar con las células muertas de la piel es imprescindible para acelerar el bronceado. Un guante de crin y un buen exfoliante es todo lo que necesitas para dejar tu piel a punto antes de buscar los primeros rayos de sol.

Para los amantes de los remedios caseros, cuatro cucharadas de azúcar y dos de aceite de oliva será más que suficiente para crear tu propio exfoliante desde casa. Una vez las piel consigue desprenderse de los restos de pellejitos y piel muerta, estará lista para el siguiente paso.

Segundo paso: hidratación
Tras haber expuesto la piel a la exfoliación es necesario nutrir e hidratar todo el cuerpo, de forma que recupere su elasticidad y su textura originaria. Sobre este paso tan importante es apostar por una crema hidratante de calidad como saber aplicarlo.

En ocasiones, apostamos por productos cosméticos con un precio elevado y en los que no observamos los resultados esperados. Esto, en muchas ocasiones, se debe a que no han sido aplicados de forma correcta.

Para facilitar la absorción de los nutrientes en la piel es necesario masajear en círculos sobre zonas como piernas, glúteos y abdomen. De este modo, no solo la piel recibirá de forma eficaz todo lo que necesita, sino que además estaremos activando la circulación por lo que produciremos un "efecto reductor" sobre la zona masajeada.

Tercer paso: usa protección solar
En un afán de coger color lo antes posible, muchas personas dejan el protector solar de lado, pensando que es el camino fácil para broncear la piel. Lejos de la realidad, esta creencia tan popular no solo es errónea, sino que estamos exponiendo la piel a un factor de riesgo elevado como es los rayos UVA.

Usar factor de protección solar es imprescindible si quieres conseguir un tono de piel saludable y bonito. Con él, evitarás las quemaduras e irritaciones de la piel y estarás protegiendo tu organismo de los peligros de sol.

Último paso: broncéate desde dentro
Por todos es sabido la popularidad de la zanahoria para activar la melanina, pero con los avances en la ciencia y la aparición de la nutricosmética, estos beneficios se multiplican exponencialmente. Así, gracias a este tipo de productos, la piel no solo se broncea de forma más rápida, debido a la activación de la melanina, sino que ayuda a prevenir la acción de hongos e irritaciones propias del sol.

Lucir un tono de piel sano y bonito es el objeto de deseo de cada verano, pero si no se toma el sol de forma consciente, puede suponer un peligro de alta intensidad para tu salud.

Carmen Díaz. Directora del centro Germaine Goya.

Te puede interesar:

- Tipos de piel, ¿cuál es el tuyo?

Todo sobre protectores solares para niños

10 claves para cuidar tu piel en verano y protegerla del sol

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.