Ejercicios que favorecen la escritura infantil

 

Niños

Ejercicios que favorecen la escritura infantil

Contador

La implicación de las familias es relevante para ofrecer los estímulos que favorecen el desarrollo necesario para el aprendizaje de la escritura de forma efectiva. Conocer los factores que intervienen y los hábitos que la favorecen la escritura, nos va a ayudar a conocer los juegos y las actividades de la vida cotidiana que estimulan las destrezas necesarias para aprender a escribir.

Entre los dos y los cuatro años, los niños utilizan las dos manos indistintamente en sus actividades cotidianas. Después, entre los cuatro y los siete años, van dejando ver su lado dominante utilizándolo, de forma preferente, en las distintas actividades, hasta consolidar su lateralidad alrededor de los siete u ocho años.

5 ejercicios que favorecen la escritura infantil

Estos ejercicios para enseñar a los niños a escribir a mano, que muchos están considerados actividades y juegos de la vida diaria, pueden ayudar mucho a los niños a desarrollar la psicomotricidad fina necesaria para aprender a escribir correctamente, adquirir una buena grafía, tener una buena letra y utillizar el lápiz o el bolígrafo de la manera más correcta sin apretar demasiado.

1. Recortar con tijeras o rasgar papel, ya sean tiras o figuras dibujadas, líneas rectas, curvas u onduladas. Con ello se favorece la coordinación de la mano con el ojo y el entrenamiento de la pinza digital. Además requiere movimientos muy precisos similares a los de la escritura. Al principio serán trazos gruesos que se irán afinando según vaya ganado en precisión.

2. Hacer bolas de papel, escurrir una esponja o modelar plastilina favorece el fortalecimiento de los grupos musculares y la independencia de los dedos

3. Ensartar cuentas, meter bolitas de diferentes tamaños en una botella, enroscar y desenroscar o atornillar, van a entrenar el manejo de la pinza digital necesaria para la sujeción del lápiz.

4. Presionar un vaporizador, juguetes de apretar botones o utilizar el taladro de agujerear hojas van a ayudar a adquirir fuerza en el dedo índice que regula la presión del lápiz sobre el papel y la precisión en la escritura.

5. Abrochar botones, atar y desatar cordones o peinarse, favorecen la coordinación manual y del ojo con la mano. Lo mismo ocurre si ofrecemos al niño la posibilidad de ayudarnos en la elaboración de alimentos que además favorecerá la presión de las manos. Es una forma de integrar el entrenamiento en la rutina diaria.

No debemos olvidar que la escritura no es solamente una habilidad manual, es también una habilidad intelectual y creativa, que debemos estimular junto con las habilidades psicomotoras.

Los juegos de narración de historias fomentan el desarrollo de la creatividad. Inventar un cuento en familia, narrar las vacaciones, describir lo que sucede en una lámina, hablar sobre un cuento o película que haya visto* Ayuda a desarrollar y a experimentar sus capacidades expresivas.

Cuando haya empezado a escribir letras y palabras, podemos invitar al niño a elaborar la lista de la compra, escribir avisos, jugar a dejar mensajes, puede tener una libreta para apuntar sus cosas... Se trata de que el niño tome conciencia de que la escritura es una herramienta comunicativa.

Cristina Palacios Hernando. Pedagoga

Te puede interesar:

- Finlandia dejará de enseñar caligrafía a los niños

Escribir a mano facilita la memorización y el aprendizaje

- Aprender a escribir, ejercicios para niños

- Cómo enseñar a los niños a expresarse por escrito

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies